Región

Ciudadanos cuestiona el modelo de gestión sanitaria del PP

11 enero, 2017 13:47

Ciudadanos también se pone al frente, junto a otras fuerzas políticas locales, de las reivindicaciones ciudadanas, concretadas en la 'Marea blanca', en defensa de la Sanidad Pública y de la gestión del Complejo Hospitalario de Salamanca. En este aspecto, esta mañana el portavoz de Sanidad del Grupo de Ciudadanos en el Congreso, Francisco Igea, ha manifestado, en relación con la situación del Hospital de Salamanca, que "quitar a una gerente no va a solucionar el problema" porque el Partido Popular "se empeña" en mantener su modelo sanitario actual.

Según sus palabras, el Complejo Asistencial de Salamanca "es un desastre, como toda la gestión del Sacyl" y lo correcto sería "replantearse" todo un sistema y toda una gestión que es "opaca" y que se "mantiene oculta". Igea ha dicho que el estado de ánimo de los profesionales de Salamanca "es el mismo" que el de otros centros de la Comunidad y, aunque se solucionase lo del Complejo salmantino, "habrá incendios en Palencia o en León".

Aunque "la sanidad se gestiona con datos", el Ejecutivo del Grupo Popular apuesta por "la mala gestión" y la "arbitrariedad" en las designaciones y otras decisiones del sistema, ha lamentado Francisco Igea en Salamanca, durante una rueda de prensa junto al procurador autonómico, Manuel Mitadiel, y el portavoz adjunto de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, David Castaño.

Enmienda a los presupuestos de la Junta sobre viales del Hospital

El procurador por Salamanca David Castaño anunció que Ciudadanos presentará una enmienda a los Presupuestos de la Junta de Castilla y León, para hacer frente a la construcción de los viales del nuevo Complejo Hospitalario de Salamanca. De esta manera, explicó, "será una forma de ayudar al Ayuntamiento de Salamanca a construir esta infraestructrura necesaria". De tal suerte que la enmienda tendrá supone una inversión de 5,8 millones de euros, mientras que el Ayuntamiento de la capital hará frente a los otros 800.000, hasta el total de 6,6 millones.

Castaño abundó en que las 'Mareas blancas' "dejan claro que hay problemas serios de gestión en Salamanca y a nivel regional, por ello, el objetivo es acabar con la crispación en el hospital, que nos perjudica seriamente. Hay personal sanitario que debido a este nivel de crispación, no quiere venir a Salamanca a trabajar". No obstante, también se muestran colaboracionistas ya que, dijo, que Ciudadanos "tenderá la mano al consejero de Sanidad para ofrecerle nuestra ayuda para buscar soluciones no solo para la gerencia de Salamanca, que heredó los problemas del anterior gerente, ahora regional, sino para toda la gerencia regional". Por último, pidió a los cargos políticos del PP de Salamanca -principalmente al alcalde y procurador Alfonso Fernández Mañueco- que "den un paso adelante acabar con este clima de crispación y consensuar una gestión cómoda que diera normalidad al hospital".

Después, Francisco Igea volvió a la carga sobre los problemas específicos de Salamanca, el diputado nacional ha lamentado que lo vivido en las últimas semanas se asemeja al "día de la marmota" pues las complicaciones de hace unos años son "las mismas" que ahora, debido a problemas que "van más allá" del brote de bronquiolitis y las complicaciones para la atención que han protagonizado las últimas quejas de pacientes.

En ese sentido, el diputado vallisoletano dio a conocer que el Hospital de Salamanca tiene "14 servicios con una de las menores demandas por 10.000 habitantes, 12 de los que menos actividad por facultativo tienen y en número de consultas totales por facultativo, es el peor de su grupo y el segundo peor de Sacyl, además de contar con el número más bajo de ingresos totales por 1.000 habitantes y ser el hospital con mayor demora media de la Comunidad".
El recorrido por la gestión que realizó Igea abunda en que "el Hospital de Salamanca es el hospital con más jefes de servicio de Sacyl, con 38, con más supervisores de gestión, más auxiliares y administrativos. No es falta de personal dedicado a la gestión, es mala gestión estructural, y todo ello con la mala gestión y opacidad, así como la arbitrariedad en la Consejería de Sanidad, que ha perdido decenas de juicios por designaciones y a la gente que los pierde se les promociona".

En este sentido, Francisco Igea ha lamentado el cierre de camas, la "insuficiencia" de personal, el "retraso" en las obras del nuevo edificio, las listas de espera en intervenciones quirúrgicas y en consultas y pruebas, y el déficit en el mantenimiento de las "viejas" instalaciones actuales.

Por su parte, Manuel Mitadiel denunció que "los problemas que tiene hoy el Hospital de Salamanca no son nuevos" y recordó una moción presentada por el Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital de julio de 2015 que, según Mitadiel, "podría ser de hoy". Insistió en que la nueva gerente “no solucionó la mala situación heredada sino que la agravó".