Cada vez es más frecuente que mientras se ve un programa de televisión aparezca, sin previo aviso, una imagen del copyright de la cadena en una esquina. Una técnica cada vez más extendida que sirve para trocear un programa y maquillar sus datos de cara a las audiencias, ya que desde ese momento estaríamos viendo un nuevo espacio.

Noticias relacionadas

Así, existen programas como Supervivientes: Express, MasterChef: Previo, Aruser@s:Previo, Todo es mentira: Bis o El Hormiguero 3.0: Previo, aunque nunca sean anunciados con tal nomenclatura y parezcan parte de un todo. Esta técnica permite, sobre todo, mejorar la cuota de aquellos programas que terminan tarde, o que en el inicio de su emisión tienen una fuerte competencia y las cifras no acompañan.

Esto, sin embargo, va a terminarse de cara al próximo curso televisivo. Y es que Kantar, la empresa que mide las audiencias en televisión, ha anunciado a sus asociados que se redefinirá el minutado de programas a partir del próximo 1 de septiembre.

Según recoge Neeo.es, desde ese día la definición de programa será un “evento o producto televisivo con contenido propio que en general inicia su emisión con una cabecera y/o título visible que lo identifica y en su final aparecen títulos de crédito y/o un copyright con la acreditación de los derechos de emisión del contenido difundido”. Y que en el caso de que aparezcan más de un copyright o crédito tras la cabecera, se atenderá únicamente al último como indicador de la finalización.

Las nuevas normas sí permitirán mantener los contenedores o a las emisiones singulares siempre que respeten la definición de programa, con sus respectivos créditos. Quedarán excluidos de este criterio la emisión de películas y series, las retransmisiones deportivas y los avances informativos.