En la primera edición de Mask Singer conocimos a Monstruo, una máscara que duró varias semanas en el programa. Bajo Monstruo se reveló que, finalmente, estaba el actor Fernando Tejero. Ahora, en la segunda temporada del concurso, tendremos a Monstruita. ¿Qué famoso o famosa se esconderá debajo de ella? Repasemos las pistas.

Noticias relacionadas

“Soy Monstruita la máscara más divertida, un arcoíris de pelo y fantasía. No os asustéis, olvidaos de las cosas feas que se dicen de los monstruos. Esta monstruita es todo amor” afirmaba en su vídeo de presentación, el día que se emitió Conoce a las máscaras.

“Vengo dispuesta a soltarme las coletas en el escenario así que ojito conmigo, bueno… ¡ojazo!” advertía, en referencia al único ojo de la máscara. “Mi único objetivo es que lo paséis bien y mandéis las preocupaciones al cuerno, ¡uy, ¿he dicho eso?! Vamos a divertirnos porque… ¡donde hay pelo, hay alegría!”, añadió.

Podría tratarse de una artista que tenga canciones divertidas, que invite a bailar y que tenga mensajes optimistas.

Tenemos una pista más, que se ofreció dentro del programa Espejo Público. “Me he preparado mucho para estar a la altura de Mask Singer... Ahora me veis con este monstruoso tipazo peludo, pero tengo que confesar que he llegado a pesar casi 30 kilos más... ¡Me pirro por las chuches!” explicaba.

Para Paz Vega, investigadora de Mask Singer, es “alguien muy divertido” que sabe cómo mover un traje así de complicado. Para José Mota se trataría de alguien con “mucha personalidad”, y baraja la posibilidad de que esté relacionado, de alguna forma, con Fernando Tejero.

En las redes sociales se han lanzado, hasta el momento, todo tipo de teorías. Quizá bajo el disfraz de Monstruita esté Rosario Flores, a quien le gusta usar la expresión “monstruo” como adjetivo. O Soraya Arnelas, quien popularizó el tema que decía “por mí te puedes ir al cuerno”. Otros nombres que se pueden leer como posibles identidades de Monstruita son Malena Alterio y Loles León, quienes trabajaron con Fernando Tejero en Aquí no hay quien viva.