La pasada semana, Dakota Tárraga de Hermano Mayor y Supervivientes y Dani Santos de Gran Hermano se convertían en los nuevos habitantes del Pisito del reality Solos, que se emite a través de Mitele Plus. Tras pocos días de convivencia, Dakota tuvo que salir por compromisos profesionales, y fue sustituida por Ariadna Cross, Ari, la hija del cantante Fortu, a quien también conocimos en la misma edición de Gran Hermano que Dani.

Noticias relacionadas

La aventura de Ari, sin embargo, no ha sido mucho más larga que la de Dakota, y también ha anunciado su abandono después de una llamada de Antonio, su marido. Antonio, que es tatuador de profesión, le reprochó a Ari que estuviese fuera de casa, y le puso a la hija de ambos, Nirvana, de cinco años, que echaba de menos a su madre.

Antonio, que parecía muy alterado, se quejó de no saber cómo lidiar con la situación. Dani intentó mediar entre ambos, pero Antonio le llegó a amenazar, diciéndole que si volvía a hablar se las vería con él.

La organización volvió entonces a censurar el programa, igual que sucedió tras la llamada de Steisy a su familia. En este caso, silenció el audio para que la conversación adquiriese un carácter privado, a pesar de transcurrir en un programa de pago donde, en teoría, todo tenía que verse y que escucharse.

Más tarde, Ari le contaba a Dani la llamada. “Es lo que hay, yo estoy trabajando y punto” señalaba Ari. “Él dice que sufre, que no sabe lidiar con eso, que no puede”, añadía, preguntándose que qué podía hacer si “no sabe lidiar con la situación que le he dejado”.

“Hay cosas que se escapan de mi mano, lo que pasa es que me siento mal, porque para mí esto es... yo soy mamá de Nirvana y millones de cosas, pero soy Ari, también, aparte de mamá, soy una persona con mis sueños, de manera individual”, reflexionaba. Así, indicó que la noche del martes dormiría en el Pisito de Solos, pero que abandonaría este miércoles.