En la última entrega de Rocío, contar la verdad para seguir viva, Rocío Carrasco volvía a los años más recientes para ahondar sobre cómo los medios de comunicación y la opinión de algunos periodistas influyeron en su estado psicológico de salud.

Noticias relacionadas

De hecho, el programa comenzó poniendo imágenes de varios periodistas opinando sobre su relación con su hija Rocío Flores. Entre estos nombres aparecían Beatriz Cortázar, Anabel Pantoja, Raquel Bollo, Belén Esteban María Patiño o Ana Rosa Quintana.

"La salvación de Antonio David ha sido su papel como padre. Ha sido un padre estupendo", se le podía escuchar decir a la presentadora de El Programa de Ana Rosa. 

"Al final todas estas personas que hablan y dicen este tipo de cosas como que es un buen padre, también son títeres y son utilizados y manipulados por él. Ha conseguido lo que quería: proyectar esa imagen de buen padre y mala madre yo", decía después Rocío Carrasco. 

Asimismo, Carlota Corredera entonaba el mea culpa y defender que "no fuimos los únicos que nos comimos las trolas (de Antonio David Flores)", en clara referencia a otros programas de la cadena y revistas . "Va siendo hora de empezar a exigir pruebas como no se habían exigido hasta ahora en nuestro gremio”.

Pues bien, sólo unas horas después de la emisión de este último capítulo, la propia Ana Rosa ignoraba el contenido del programa y decidía no dedicar ni un sólo minuto al mismo. Algo que ya hizo el pasado viernes y que contrasta por completo con la estrategia hasta ahora seguida, ya que se le dedicaba a la docuserie varios minutos de forma diaria.

Distintos medios ya hablan de una 'guerra fría' entre la productora de la docuserie, La Fábrica de la Tele, y la de Ana Rosa, Unicorn Content. Sin embargo, BLUPER ha podido confirmar que las relaciones entre ambas son excelentes y prueba de ello es que Ya es mediodía ha seguido abordando los últimos acontecimientos de la docuserie.