El partido de fútbol que enfrentó a España y Kosovo este miércoles podría parecer un encuentro menor, pero nada más lejos. El encuentro deportivo ha generado mucha controversia, ya que nuestro país al igual que otros cuatro países de la Unión Europea (Eslovaquia, Grecia, Rumanía y Chipre), no reconoce a Kosovo como igual ya que, de hacerlo, sentaría un precedente en el contexto catalán.

Noticias relacionadas

Por ello, se hizo una serie de recomendaciones a la hora de narrar el encuentro clasificatorio para el Mundial de Catar 2022, entre las que estaba el hablar de la “Federación de Kosovo” o “equipo kosovar” y nunca utilizar como Kosovo como tal.

Otra de esas recomendaciones iba referido al grafismo. Como comprobarían los espectadores de Televisión Española, en el marcador el nombre de España estaba representado por las letras “ESP”, en mayúscula, mientras que el equipo rival figuraba como “kos”, en minúsculas.

Además, durante toda la jornada se promocionó el partido con un cartel en el que se podía leer “ESPAÑA- Federación de Fútbol de Kosovo”.

Este juego con la forma de escribir las dos selecciones ha generado una gran controversia en Twitter, donde el detalle no ha pasado por alto. Algunos pensaban que era un error, y otros, como el político de ERC, Gabriel Rufián, ha tirado de ironía para comentar la imagen hablando de “democracia plena”.

Además, hay que añadir que dentro del estadio se ha optado por no poner las banderas de ambos países sino los escudos de la federación de fútbol de las dos selecciones. Y mientras sonaba el himno durante la presentación de las alineaciones, siguiendo la petición del Ministerio de Cultura y Deportes, el himno tenía que ser anunciado como el “himno nacional de Kosovo”, sino como “el himno de la federación kosovar de fútbol”, con lo que se evitaba equiparar las dos canciones.