Risto Mejide ha vuelto a convertirse en un oasis de autocrítica dentro de Mediaset España y, al igual que ya sucediera con el Caso Carlota, el presentador de Todo es mentira no ha tenido inconveniente en criticar la decisión de sus jefes de mantener en nómina a Antonio David Flores hasta la emisión el pasado domingo de Rocío, contar la verdad para seguir vivir. 

Noticias relacionadas

El publicista reprendió al grupo de comunicación que "si el contenido del documental ya se sabía, igual habría estado bien prescindir antes de la emisión. Es la opinión de un presentador de esta casa. Opinión libre".

Sin embargo, a pesar de que la productora y la cadena ya conocían el desgarrador testimonio de Rocío, no sólo decidieron mantener a Antonio David en nómina, sino que le utilizaron como cebo para calentar el estreno del domingo.

No sería hasta este lunes, después de la emisión de los dos primeros capítulos del documental de Rocío Carrasco y la repercusión en medios e incluso política, cuando Telecinco decidía anunciar que decidía prescindir de los servicios del exguardia civil. 

Sin embargo, como ya hemos publicado en BLUPER, el despido de Antonio David ya habría estado pactado desde hace tiempo ya que fue una de las condiciones que puso Rocío Carrasco para acceder a hablar.  

Así lo asegura el diario La Razón, que añade que la que fuera presentadora de Hable con ellas habría retirado todas las demandas que tenía interpuestas contra colaboradores, productoras y directores de la cadena de Mediaset España. 

Críticas en el caso Carlota

Como decimos, ésta no es la primera vez que Mejide crítica a sus jefes. Ya en diciembre de 2019, el publicista avergonzó a Mediaset España por la actitud que había tomado durante las últimas semanas respecto al caso Carlota.

"Me parece muy desacertada la reacción (de Mediaset), muy mal llevada. Como trabajador de esta casa me llevan los demonios cuando se calla ante acusaciones tan graves como las que se están vertiendo sobre los programas y los colegas de esta casa", explicaba.

"No entiendo este silencio. ¿Tanto cuesta hacer lo que yo estoy haciendo ahora? ¿Salir y decir esto con toda la honestidad y con mucha más información y legitimidad que yo? Por supuesto, sería maravilloso en una gala de Gran Hermano. El que calla parace que otorga. Y en este caso me consta que no que no es así. Y una reacción a tiempo habría evitado muchos quebraderos de cabeza", finalizaba.