El próximo domingo laSexta estrena el documental Eso que me das, que se estrenó en el Festival de Cine de Málaga y en el que Jordi Évole tiene una charla con Pau Donés poco antes del fallecimiento del cantante. Una película que parte del año 2015, cuando al cantante de Jarabe de Palo le diagnostican un cáncer contra el que lucha durante cinco años.

Noticias relacionadas

Veinte días antes de morir, llama a su amigo Jordi Évole desde el hospital y le dice: “Me quedan muy poquitos días de vida y quiero pasarlos en mi casa de la Vall d'Aran. Me gustaría que subieses, pudiésemos tener una charla, que la grabes y hagas con ella lo que quieras”. Eso que tú me das es el resultado de esa charla. Un documento único de una persona que supo vivir y morir apreciando la vida en su totalidad, de alguien que, llegado el momento de la verdad, no quiso irse sin dejarnos a todos el testimonio de su agradecimiento.

Para promocionar esta emisión Évole ha acudido a El Intermedio para hablar un rato con El Gran Wyoming, que en su habitual tónica no dejó de hacer bromas ni de decir chistes, lo que provocaba la risa del invitado.

Évole estaba criticando a su entrevistador por no haber ido al cine a ver el documental, y Wyoming se justificaba. “Soy de riesgo, yo me quedo en casa, me traen, me llevan...”. Eso dio pie a una nueva colección de chistes, y Jordi Évole no podía parar de reírse y ha tenido que apoyar la cabeza sobre la mesa.

“¿Pero qué le pasa a este hombre?”, ha preguntado El Gran Wyoming a Sandra Sabatés. Enseguida el propio Évole se recuperaba y le explicaba al presentador que tiene cataplexia (o cataplejía), una enfermedad derivada de la narcolepsia que provoca que, a veces, cuando se ríe pierda la musculatura.

 

Wyoming no se tomaba en serio las palabras de Jordi, quien se puso más serio y habló “en serio”. “Es un problema que tengo. Me medico, pero tú me haces mucha gracia” explicaba, añadiendo que hay mucha gente que la sufre y que no quiere que lo que le ha pasado se tome como una broma. “No me gustaría que la gente dijera que estamos frivolizando sobre ella, de hecho, aprovecho para decir que esta enfermedad existe y es jodida”, aunque en su caso “no es tan jodida”.

Tras este momento, el encuentro entre ambos continuó con normalidad. “¿A qué tienes miedo?” quiso saber Wyoming. “Tengo miedo a que me cuentes otro chiste y me vuelva a derrumbar. Estoy con precaución, aguantándome la risa” confesaba entonces Évole.

Hay que destacar que no es la primera vez que a Jordi Évole le sucede algo así en un programa en directo, pues vivió un momento muy similar en su visita a El Hormiguero el pasado mes de enero, cuando también explicó al público cuál es su problema de salud. “Ahora me desmayo menos porque me medico”, apuntó entonces.

En otra visita a El Hormiguero ya explicó que la cataplexia que padece viene por “un desajuste en el sueño, que se manifiesta en esto, que cuando te ríes te caes. El sueño que no has tenido profundamente durante la noche te entra por ahí, y todo el cuerpo se te duerme menos tu cabeza, que sigue consciente”.