Este martes, Sálvame emitía unas comprometidas imágenes de Raquel Bollo y su familia, disfrutando de una fiesta privada, el primer cumpleaños de su nieta Alma. Un vídeo del pasado 30 de enero que se había compartido a través de las redes sociales, y en el que se veía a la familia saltándose las restricciones sanitarias del coronavirus.

Noticias relacionadas

El evento superaba las cuatro personas que se pueden reunir en Andalucía, ya que se contaban hasta once individuos. Las mascarillas brillaban por la ausencia, y además, los participantes se saltaron el toque de queda.

En el plató de Sálvame todos los compañeros cargaron con dureza contra la familia Cortés Bollo. “Yo quiero mucho a Raquel, pero lo que está mal… Igual que yo lo he denunciado en mis redes las fiestas ilegales, esto no se puede hacer, y está muy mal, muy mal. Ya está bien con lo que estamos pasando, de verdad, que la gente mire los fallecidos que hay, hombre” decía Belén Esteban. “Seamos un poquito responsables, que ya saldremos”.

Anabel Pantoja, prima de Manuel Cortés, el padre de Alma, que en el vídeo aparecía tocando la guitarra, quitaba algo de hierro al asunto, y aseguraba que Raquel Bollo pediría disculpas. Su defensa no sentó nada bien al resto de colaboradores, y hubo algunos, como Rafa Mora, que hasta pidieron que los participantes de esas fiestas fuesen castigados con “unos días de calabozo, como el que comete un delito”.

“Me están recordando que hoy ha habido 725 fallecidos” decía por su parte Paz Padilla, que en la entrega de este martes estaba al frente de Sálvame. Belén Esteban, de nuevo, tomó la palabra para recordar que el no frenar el virus va en contra de la economía, y que hay mucha gente “en las colas pidiendo comida”.

Además, Belén invitó a los participantes de las fiestas “que se vayan a un hospital. Hay sanitarios que están en el psicólogo por lo que han visto. Seamos un poquito responsables, que ya saldremos”. De paso, hizo un llamamiento político. “A ver si traen ya las vacunas y empezamos a vacunar, que Israel nos gana. Que esto parece Eurovisión, siempre vamos los últimos. Siempre. A ver si traen las vacunas. Que iba a haber 13.000 puestos, ¿dónde están los puestos? ¿No habéis pagado? ¿Dónde están las vacunas? Ni que fuera esto Bin Laden”, terminó.