POSTRES SIN CARGO DE CONCIENCIA

Tostada francesa rellena de fruta

Disfruta del fin de semana preparando un desayuno saludable. Una french toast como la que incluyen los americanos en el brunch, pero más ligera e igualmente sabrosa. 

French Toast enrollada de fresas y plátano.

French Toast enrollada de fresas y plátano.

  1. Recetas con Estilo
  2. Estilo
  3. Estilo de vida
Nos remontamos a los orígenes. La primera referencia a las tostadas francesas se encuentra en la obra de Apicio, un gastrónomo romano del siglo I d.C. Éste recetario menciona que deben ser sumergidas en leche y no en huevo. Y ¿quiénes somos nosotros para contradecir a los sabios romanos? En nuestro caso, utilizaremos leche desnatada o bebidas vegetales.
Existen multitud de versiones de este dulce, dependiendo del país. Por ejemplo, en Hong Kong, se preparan como rodajas de pan fritas, sumergidas en huevo o soja batida, una receta contundente ya que son rebanadas servidas con mantequilla y miel, con un relleno dulce. No apto para arterias sensibles.
Desde El Estilo, tuneamos esta receta para que conserve todo su sabor, pero convirtiéndola en una comida healthy y baja en grasas. Un desayuno completo, con todos los nutrientes y rico para toda la familia.
Una receta nada aburrida, ya que puedes cambiar el relleno según tus gustos. En esta ocasión, utilizaremos fresas y plátano, pero puedes hacerlas de frutos rojos, de melocotón, o de frutas de temporada. Elige la combinación que más te guste y recuerda... lo que importa es el interior.
¡Es hora de ponerse manos a la obra!
Ingredientes para cinco raciones.
· 10 fresas (2 fresas por cada rebanada enrollada) 
· 3 plátanos (una de las frutas más calóricas pero que más energía aportan)
· 5 rebanadas de pan de molde integral o multicereal.
· 1 taza de leche desnatada o bebida vegetal de soja, avena o almendras.
· Media cucharada de canela o vainilla
· Edulcorante o stevia al gusto.
Preparación
· Para hacer las rebanadas más grandes y finas, y así enrollarlas mejor, aplasta cada una con un rodillo, un vaso, una cuchara o cualquier elemento cilíndrico.
· En un recipiente rectangular o un plato hondo, vierte la leche desnatada o la bebida vegetal junto con la canela o la vainilla y el edulcorante. Mézclalo todo.
· A continuación, pasa una a una las rebanadas, teniendo cuidado de no empaparlas en exceso, para que luego puedas enrollarlas sin romperse.
En otro plato coloca, con cuidado de no romperlas, las rebanadas mojadas estiradas.
· Si quieres que el reparto sea totalmente equitativo para cada tostada, corta 2 fresas en trocitos para cada rebanada. Trocea también el plátano y añade una cucharada por cada rebanada. 
· Coloca ambas frutas en el centro de cada rebanada y enróllalas. A continuación, engrasa la sartén con unas gotas de aceite de oliva o aceite de coco, si quieres darle un sabor diferente.
· A fuego medio, introduce uno a uno los rollitos asegurándote que se doran por los dos lados.
Y... !Listo¡ Como en Francia, puedes comerlas como desayuno, postre o merienda, cualquier momento es bueno si la receta está deliciosa y es saludable.