Relojes

Un reloj para cada afición

Cuando uno hace lo que más le gusta el tiempo pasa volando. Descubre qué modelos son los mejores para hacer submarinismo, escalada, pilotar un coche de carreras o ir a un concierto de rock

  1. Relojes
  2. Tendencias
  3. Moda masculina
  4. Marcas
  5. Arte con Estilo
  6. Aficiones deportivas

Pero, incluso en esos momentos, a veces necesitamos la máxima precisión para dar lo mejor de nosotros mismos. Tanto como si tus hobbies están relacionadas con la alta competición como con el arte o la cultura, hemos encontrado el reloj perfecto para cada momento. 

Para alcanzar las cumbres más altas

Los más expertos montañeros saben que la orientación y el tiempo son dos variables que hay que tener muy en cuenta a la hora de afrontar cualquier expedición. Y no hay mejor compañero para salidas a la montaña que el Rolex Oyster Explorer. Todo un icono de fama mundial que acompañó a los más intrépidos exploradores del siglo pasado. Junto a ellos estuvo en la conquista de tierras remotas y coronando las más altas cúspides, como el Himalaya. El tiempo ha perfeccionado su diseño adquiriendo sus distintivos contadores de horas y minutos, su característica esfera negra de fácil lectura y números árabes de gran formato a las 3, 6 y 9 horas. Su generoso tamaño (calibre de 39 mm) y sus indicadores luminiscentes permiten una legibilidad óptima, incluso en situaciones de oscuridad, una característica crucial para los exploradores. La caja realizada en acero inoxidable 904L es capaz de soportar las condiciones más adversas. Precio: 6.000 €.

Cada segundo cuenta

Si eres de los que te gustan los coches, la velocidad y las carreras, Tag Heuer ha creado para ti el modelo perfecto: el Carrera Edición Especial Senna. Un espectacular cronógrafo en negro y rojo, los colores de la velocidad. Su robusta caja de titanio de 44 mm se combina con una original correa en caucho con diseño inspirado en los neumáticos de los coches de competición. Ponérselo es sentirse piloto de Fórmula 1. Su esfera agrupa: a las 12, el contador de minutos del cronógrafo; a las 6, el contador de horas del cronógrafo, y a las 9, el segundero continuo. Como curiosidad destacar que los índices y las agujas cuentan con marcadores luminiscentes y detalles en rojo que enfatizan su look deportivo. Tanto la caja como la escala taquimétrica cuentan con un diseño especial que rinde homenaje al piloto Ayrton Senna. Precio: C.P.V.

El arte como alimento del alma

La manufactura suiza Audemars Piguet lleva décadas colaborando con el mundo de las artes y la pintura ha sido, en muchas ocasiones, fuente de inspiración para sus maestros relojeros.Cabe destacar, también, la importante labor de mecenazgo que la firma lleva a cabo como sponsor de ferias de arte tan relevantes como Art Basel y ARCO. Tanto las artes plásticas como las artes escénicas tienen cabida en su imaginario creativo. Un magnífico ejemplo fue su edición limitada del modelo Jules Extra-thin Special Series, dedicado al Bolshoi. Un diseño sobrio, elegante y de exquisita factura técnica, como las obras y ballets que se representa en el gran teatro de Moscú. Comparte con el resto de la línea su revolucionario movimiento extrafino montado en una sutil caja de oro de 44mm, con tan sólo 6.7 mm de grosor. En su reverso esqueletizado puede verse la inscripción en honor al célebre teatro grabada en su masa oscilante. Precio: C.P.V.

Volando vengo, volando voy…

Si lo tuyo es la aviación, el Richard Mille 50-02 se convertirá todo un fetiche para ti. Un modelo sorprendente a todos los niveles, desarrollado en colaboración con ACJ, la división de jets privados del gigante aeronáutico Airbus. La caja, realizada en una sofisticada aleación de titanio y aluminio, es el primer punto de encuentro entre ambas firmas, ya que está inspirada en la forma de las ventanillas de sus aviones. Su esfera también presenta los colores y las agujas empleadas por ACJ en los instrumentos de navegación de sus cockpit. Esqueletizada hasta el límite y con varios niveles, a través de la esfera podemos visualizar un interior lleno de complicaciones. Entre ellas destacan el tourbillon y su cronógrafo. Además cuenta con una titánica reserva de marcha de 70 horas… Muy práctica si quieres dar la vuelta al mundo en tu jet sin tener que darle cuerda. Precio: 1.116.000 €.

Surcando los océanos

Para los amantes del mar y las competiciones marítimas no hay reloj más cool que el Louis Vuitton Tambour Spin Time Regatta. Un modelo que combina un sofisticado diseño clásico con un poderoso acabado deportivo. Está equipado con el ya célebre movimiento Spin Time creado y fabricado en la manufactura de la maison: La Fabrique du Temps de Louis Vuitton. Realizado en titanio, presenta una original esfera semiabierta, con cinco cubos giratorios que permiten visualizar las indicaciones del cronógrafo y la cuenta atrás de cinco minutos. Esta última una información muy importante a la hora de competir en regatas. Destacan la corona y los pulsadores con acabado en caucho y su cristal de zafiro con acabado antireflectante. Precio: 23.000 €.

Descubriendo las profundidades

Seguimos en el mar, pero esta vez debajo de la superficie. Para quienes disfrutan buceando, sin miedo a sumergirse lo más profundo posible, los creadores de Omega han desarrollado el Seamaster Planet Ocean Deep Black 600. Un paso más allá en el camino emprendido con la serie Dark Side of the Moon. En esta ocasión, han combinado un modelo GMT y otro de inmersión, creando una singular pieza con una caja realizada en un bloque cerámico. Incorporan el calibre Omega Master Chronometer 8906, resistente a campos magnéticos de hasta 15.000 gauss.

Con efecto brillo o mate (para mejor visibilidad bajo el agua) la cerámica negra se combina con una pulsera de caucho. Se presenta en cuatro acabados: negro, oro, rojo o azul; cada variante es más sorprendente que la anterior. Elige la que más te guste para emprender una aventura subacuática. Tu Omega te acompañará hasta los 600 metros bajo la superficie del mar. Precio: 10.500 €.

Rock me, baby!

Y acabamos esta singular selección a todo ritmo, con un homenaje a sus satánicas majestades, los Rolling Stones. La manufactura Zenith han querido aplaudir el legado musical que nos ha dejado Mick Jagger y sus "secuaces".Realizado en cerámica negra, con caja de 45mm, cuenta con una esfera tridimensional y esqueletizada que permite completar el corazón de su rockero movimiento El Primero. Un espectáculo digno de ver, pues late a 36.000 alternancias/hora, permitiendo mostrar el tiempo con una precisión de una décima de segundo. Como seña de identidad, en el segundero pequeño aparece el símbolo por excelencia de la mítica banda: la famosa boca roja. Con este cronógrafo de edición limitada a 250 unidades, tú serás la estrella de todos los conciertos a los que asistas. Let´s rock & roll! Precio: 10.200 €, aprox.