Restaurantes

Teckel: la apuesta por la cocina tradicional de César Galán

Los perros salchicha tienen un gran protagonismo en este restaurante que permite la entrada a mascotas.

La apuesta gastronómica se centra en la cocina tradicional. Teckel

La apuesta gastronómica se centra en la cocina tradicional. Teckel

  1. Restaurantes
  2. Perros
  3. Animales
  4. Madrid

Que su nombre coincida con el de una de las razas caninas más conocidas no es casualidad. Los perros salchicha tienen un gran protagonismo en este restaurante que, además de permitir la entrada a mascotas, está ubicado en uno de los barrios con más perros de raza Teckel de Madrid.

Fueron seis jóvenes emprendedores quienes decidieron embarcarse en este proyecto que abrió sus puertas en octubre en la Avenida de Concha Espina, 55. Entre ellos el chef César Galán, uno de los cocineros más prestigiosos del momento y con doce años de experiencia hostelera a sus espaldas.

“Quisimos ponerle otro nombre al restaurante pero estaba cogido y fue una pena. Entonces nos dimos cuenta de la cantidad de perros salchicha que había en la zona. Además, uno de los propietarios tiene un Teckel, yo tengo otro, y pensamos: ‘hagamos un guiño con el tema’”, explica Galán respecto al nombre del local.

La apuesta gastronómica se centra en la cocina tradicional, el producto y la personalidad, según sus propios creadores. Pretenden recrear el ambiente acogedor que proporciona la cocina de la abuela, la de toda la vida, enriqueciéndola con sabores del mundo.

El ambiente del restaurante en la calle Concha Espina. Teckel

El ambiente del restaurante en la calle Concha Espina. Teckel

“De pequeño era un trasto, lo único que me relajaba era ver cocinar a mi abuela. Y pasaba mucho tiempo ayudándola en la cocina”, cuenta el chef a EL ESPAÑOL, quien siempre ha aprovechado cualquier oportunidad para aprender recetas nuevas. “Pongo nombres a los platos de gente de quien los aprendí”, asegura el cocinero, que ha incluido en la carta de Teckel delicias como la ensaladilla del mar de la abuela Piedad, las coquinas de Belén o el Tiramisú de la Nona Nella.

Para Teckel, recorrerse España y Portugal en busca de los mejores productos para incluir en sus platos no es un problema. “Nos desplazamos nosotros para buscar el material. Cogemos el coche y visitamos granjas, vamos a Galicia, a Barbate, León o Ávila, conocemos al ganadero o al pescador y, además de conseguir un producto de mejor calidad, lo logramos al mejor precio”, asegura Galán.

Pero el producto no es suficiente. El ingenio y la originalidad forman parte de la filosofía de este restaurante que cuida tanto los ingredientes como la presentación. Galán cree que la mejor forma de encontrar la inspiración es viajando, y así es como consigue nuevos elementos que incorporar a sus creaciones. “El mundo asiático me encanta. Desde Tailandia hasta Japón.

Me gusta mucho trabajar los curris y utilizarlos en la cocina tradicional. Este verano he tenido la oportunidad de viajar por el sudeste asiático y hemos traído especies de Filipinas que me han hecho aprender mucho para adaptarlas a nuestra cocina. Ahora me pondré a experimentar”, sostiene el chef, que cuando viaja aprovecha para pasar varios días en casa de una familia de locales para traerse los mejores y más auténticos secretos de las cocinas del mundo.

La famosa hamburguesa El Capricho. Teckel

La famosa hamburguesa El Capricho. Teckel

Teckel pretende cumplir las expectativas de un público cada vez más exigente y entendido en lo que a la gastronomía se refiere. En su oferta incluye platos que van desde el tradicional salmorejo cordobés hasta el sushi de marisco, pasando por la hamburguesa El capricho, traída del restaurante de León que da nombre al plato, donde según medios como Time o The Guardian, se puede probar la mejor carne del mundo.

“Programas de televisión como Masterchef han hecho valorar lo que es ser cocinero. Antes era una profesión que estaba en tercera o cuarta línea. Y es importante que no se nos olvide que estamos dando de comer a muchas personas. Mientras la gente se pone guapa y se perfuma para salir a cenar, se lleva a cabo mucho trabajo. Hay mucho trabajo detrás de cada plato”, dice Cesar Galán.

“Me ha llevado meses dar con la receta” cuenta el chef.

“Me ha llevado meses dar con la receta” cuenta el chef.

Una de las recetas más costosas de las que puedes encontrar en la carta de Teckel es la del bocadillo de costillas. Se trata de su particular versión del perrito caliente, que no podía faltar en un restaurante con un nombre como Teckel. “Me ha llevado meses dar con la receta y de momento este es nuestro perro salchicha”, cuenta el chef, quien asegura no defraudará, así como sus croquetas de sobrasada y piña, que se han convertido en un todo clásico en sólo mes y medio desde su estreno.

El equipo de Cousi Interiorismo se ha encargado de la decoración de este espacio con esencia británica de los años 20. En sus varios ambientes se aprecia el tándem minimalista-acogedor que hace del restaurante un lugar cálido, perfecto para disfrutar con la mejor compañía.

Av. de Concha Espina, 55, 28016 Madrid

reservas@teckelmadrid.com

Precio medio: 30€

915 99 64 00