Estilo

Desmontando mitos del pelo teñido

Mito 1: Debes teñir tus cejas del mismo tono que tu pelo. Mito 2: Un cabello teñido no es un cabello sano.

Getty Images

Getty Images

  1. Estilo
  2. Cabello
  3. Tratamientos estéticos
  4. Belleza
  5. Estilo de vida
  6. Moda

No es cierto todo lo que se dice de los cabellos teñidos. Queremos desmitificar esas sentencias que, aunque no del todo falsas, tampoco deben ser rotundas.

Mito 1: Debes teñir tus cejas del mismo tono 

Aunque es verdad que pocas lucen bien con un tono rubio platino en el pelo y otro moreno en las cejas, no debes tomar este consejo como oración, porque no suele quedar demasiado natural. Lo cierto es que hay modelos a quienes les quedan muy bien la combinación cabello rubio-cejas castañas, como es el caso de Cara Delevingne.

Getty Images

Getty Images

Mito 2: En verano, el color se deslava más rápido

No es el verano, es el sol y lo tenemos durante todo el año, por eso hay que utilizar a diario protector de rayos UV para que el color no se dañe.

Mito 3: Un cabello teñido no es un cabello sano

Un pelo sin productos encima será siempre mucho más sano que el que haya pasado por los efectos del tinte, pero lo cierto es que cada vez hay más tintes con productos naturales y con químicos menos dañinos para tu pelo. Además, puedes utilizar productos especiales para cuidar el color y el pelo.

Getty Images

Getty Images

Mito 4: Teñirte en casa es una mala idea

Ya hemos dicho que existen muchas opciones de productos con buena calidad que puedes utilizar y obtener resultados excelentes. Obviamente no será lo mismo hacerlo en manos de un profesional, pero el tinte de peluquería está a nuestro alcance. Eso sí, intenta que te aplique el tinte otra persona para tener una visión de 360º de tu cabeza.

Mito 5: Las embarazadas no deben teñirse el pelo

Se dice que los químicos del tinte podrían causar problemas en el desarrollo del embrión o incluso su pérdida, aunque realmente no existe una prueba científicamente comprobada que lo confirme. Los estudios realizados descartan que los tintes puedan producir daños al embarazo.