Colas en una comisaría de Madrid para renovar el DNI.

Colas en una comisaría de Madrid para renovar el DNI. Efe

Dos meses de lista de espera

Hacienda contratará 500 trabajadores para aliviar el colapso en las oficinas del DNI

La Dirección General de la Policía solicitó al Ministerio la contratación urgente de medio millar de efectivos.

Javier G. Jorrín

Cualquier español que quiera viajar al extranjero y que todavía no haya renovado su DNI tendrá muy difícil hacerlo esta Semana Santa. Las oficinas de expedición del DNI y los pasaportes están colapsadas. En las grandes ciudades hay que esperar hasta finales de mayo para conseguir una cita. En algunas oficinas la demora se prolonga hasta junio. Una situación insostenible que llevó a la Dirección General de la Policía a solicitar al Ministerio de Hacienda la contratación urgente de 504 trabajadores a finales de 2016.

El Ministerio de Hacienda ha respondido de forma favorable, por lo que las altas se deberían realizar próximamente, explican a este periódico fuentes próximas al Ejecutivo. Para los sindicatos, esta cifra de 504 nuevos trabajadores es insuficiente dado el volumen de expediciones previsto para los dos próximos ejercicios, pero al menos es una ayuda. Ante la ausencia de personal, el Ministerio de Interior se ha visto en la obligación de derivar a policías nacionales para que cubran las bajas más sensibles.

El número de expediciones de DNI se incrementará un 20% en los dos próximos años respecto a las cifras de 2015. En total, en 2017 se tendrán que entregar 1.200.000 documentos más, marcando el nivel más alto de la historia. La estimación de las revisiones es sencilla dado su componente cíclico, ya que caducan cada 5 o 10 años. En el año 2006 se introdujo el DNI electrónico, lo que hizo que muchos ciudadanos actualizaran su documento de identidad y ahora toca renovarlo.

Esta carga de trabajo colapsará todavía más las oficinas si no se adoptan medidas urgentes. 500 empleados serán un alivio, en especial en este momento en el que el calendario se complica. En primer lugar, por los españoles que quieren viajar al extranjero en verano y que tienen que renovar su DNI o su pasaporte. En segundo, porque en unas semanas se inicia la campaña de matriculación en los colegios e institutos y los padres necesitan tener actualizado su documento de identidad.

El Ministerio de Hacienda es consciente de la difícil situación de estas oficinas y ha decidido que, para empezar, no se perderán más empleos. La tasa de reposición de las bajas será del 100%. Además, estas oficinas entrarán dentro del real decreto que aprobará el Gobierno este viernes para acelerar la conversión de trabajadores temporales en indefinidos, de modo que se mejore la calidad del empleo.

1.200 vacantes

Las oficinas de expedición del DNI y los pasaportes tienen actualmente 1.200 plazas vacantes que están presupuestadas. Esto se une a los más de 700 empleos que se han perdido en los últimos cinco años. El resultado es que una de cada tres plazas está sin cubrir. Por este motivo, para Fernando García, secretario general de la Sección Estatal del Ministerio del Interior de Comisiones Obreras, la contratación de 500 efectivos es “claramente insuficiente” y lo que hace falta es “que se cubran lo antes posible las 1.200 vacantes”.

“Los trabajadores de las oficinas sufren una gran presión, debido a que están de cara al público y que están saturados de trabajo”, denuncia García. En algunas situaciones ha sido necesario que interviniesen las asistencias sanitarias para atender al personal de las oficinas por ataques de estrés y nervios. “Hay mucha tensión en las oficinas de empleo y la presión no es sólo de los ciudadanos, también de los directores de las oficinas, que no quieren ver colas en la puerta”.

Hay mucha tensión en las oficinas de empleo y la presión no es sólo de los ciudadanos, también de los directores de las oficinas, que no quieren ver colas en la puerta

García explica que, en muchas ocasiones, los trabajadores atienden a los ciudadanos fuera de horario para dar respuesta a los problemas que no resuelve la Administración. “En ese entorno no es sencillo trabajar y estos trabajadores son la cara visible al público, por lo que son quienes soportan la presión”. Para el representante de CCOO, lo normal es que Hacienda cubra estos puestos con trabajadores interinos que, en un futuro, podrían entrar dentro del proceso de mejora de la calidad del empleo público y se convirtiesen en indefinidos.