Subvenciones

La defensa del PSOE de las subvenciones a la tauromaquia que levantó una ovación en el PP

“Es normal que haya representantes que dediquen algún tipo de recursos públicos al desarrollo de la tauromaquia”.

Convocatoria de Pacma para acabar con la tauromaquia.

Convocatoria de Pacma para acabar con la tauromaquia.

  1. Subvenciones
  2. Tauromaquia
  3. PSOE
  4. PP Partido Popular

Mantener el derecho de los políticos a dedicar recursos públicos al mundo de la tauromaquia. Esta ha sido la férrea defensa que ha hecho el PSOE a las subvenciones del mundo del toreo en la Comisión de Hacienda del Congreso. El encargado de exponer el argumentario ha sido el diputado Antonio Hurtado, quien ha pedido “respeto y flexibilidad” para comprender que muchos españoles y sus representantes políticos quieran mantener todo el entramado de ayudas actual. Un discurso que levantó una ovación entre los diputados del Partido Popular, que ha votado, con el PSOE, mantener todas las ayudas a la tauromaquia.

Esquerra Republicana, que ha llevado esta Proposición No de Ley (PNL) para eliminar las ayudas a la tauromaquia, valora en más de 500 millones de euros la cuantía de las subvenciones anuales que recibe el sector (datos de un estudio de la Fundación Altarriba). Hurtado ha defendido que “es normal” que algunos políticos que quieran “destinar recursos públicos al desarrollo de la tauromaquia”. Por lo tanto, el resto de los ciudadanos tienen que aceptar que se destine una parte de los recursos de todos a apoyar la tauromaquia, no solo con subvenciones directas a la lidia, sino con un apoyo indirecto, como las ayudas a la cría de los toros, el mantenimiento de las instalaciones que necesita este sector o el apoyo a estas empresas con ayudas turísticas, gastronómicas, etc.

Nuestro voto a eliminar las ayudas a la tauromaquia es no, por respeto al aficionado y a la afición

“Yo vengo de Córdoba”, ha argumentado el diputado socialista para defender las ayudas a la tauromaquia, “la ciudad donde se elige a los califas del toreo, que está llena de esculturas, de rutas turísticas, de gastronomía relacionada con la tauromaquia, donde se vive la tauromaquia”. Es por eso que demanda “respeto a esa afición, a esa mitificación, incluso, de los toreros”.

El diputado socialista se ha evocado el nombre de toreros populares como El Cordobés, Manolete, Lagartijo, “o una multitud de toreros de Córdoba que se merecen un enorme respeto”. En nombre de todos ellos ha pedido que se mantengan las ayudas actuales al mundo de la tauromaquia.

Ese postulado de que el que es más de izquierdas es antitaurino y el que es más de derechas es taurino, es falso

Hurtado también ha denunciado que estar en contra de la tauromaquia no tiene nada que ver con ser un buen votante de izquierdas, o un buen partido de izquierdas. “Se está postulando que ser antitaurino es ser lo más de izquierdas y lo más republicano y ser taurino parece ser que es ser es lo que más se asemeja a ser de derechas”. En su opinión, “este postulado es falso”, por lo que el PSOE puede erigirse como el gran partido de la izquierda y que, a su vez, apoye la tauromaquia.

El diputado socialista ha ido un paso más allá criticando con dureza a todos los que piden acabar la tauromaquia. En su opinión, “el absolutismo de los principios de unos pocos” que llevaría a acabar con el toreo, “no es lo que hace democracia”. A pesar de los sondeos que apuntan que la mayoría de la sociedad española no apoya la tauromaquia, Hurtado ha señalado que los políticos “tenemos que gobernar para todos”.

Prohibir los toros

La Proposición No de Ley debatida en la Comisión de Hacienda instaba a acabar con cualquier tipo de subvención a la tauromaquia, no prohibir los toros. Hurtado ha señalado que el mundo de la tauromaquia genera una gran actividad económica y, por lo tanto, “no depende del dinero y de los recursos públicos”. El diputado socialista ha expuesto que la tauromaquia genera 43 millones de euros de recaudación de IVA y crea 200.000 puestos de trabajo, de los cuales, 57.000 de ellos son directos. Es un sector de 1.600 millones de euros, por lo que sobreviviría al fin de las ayudas públicas.

Lo que es un punto distinto es si lo que se pretende realmente es acabar con la tauromaquia eliminando las subvenciones. Hurtado ha denunciado que este debate “es un subterfugio: como no puedo cambiar la norma y prohibir las corridas de toros o las actividades relacionadas con la tauromaquia, trato de hacerlo cortándole el grifo a esas actividades”. El diputado socialista ha reclamado que si lo que se quiere es debatir sobre la prohibición de los toros, no tiene que hacerse en la Comisión de Hacienda, sino que tiene que hacerse en toda la sociedad.

La defensa de las ayudas a la tauromaquia del PSOE ha chocado con la dura crítica de Unidos Podemos a estas subvenciones. “¿Cómo se puede considerar la tauromaquia a estas alturas del siglo XXI una tradición a preservar?”, ha preguntado el diputado Josep Vendrell. En su opinión, el debate sobre el apoyo al mundo del toro no es “identitaria”, sino que se trata de una “cuestión ética”.

Es el momento de abrir un nuevo capítulo en los derechos del siglo XXI: el derecho de todo animal a no sufrir maltrato

En su opinión, no se debería destinar ni un euro del dinero de toros a un negocio que vive del maltrato animal. “Es el momento de abrir un nuevo capítulo en los derechos del siglo XXI: el derecho de todo animal a no sufrir maltrato”, ha reclamado Vendrell.

En cuanto al punto del PSOE de gobernar para todos, Unidos Podemos considera que precisamente, lo que hay que hacer es escuchar a la ciudadanía. “Hoy tiene más arraigo social en España la defensa de los derechos de los animales que la tauromaquia”, ha explicado. Por este motivo ni los socialistas, ni el resto de la Cámara, deberían ser ajenos a la demanda de la población.