Déficit excesivo

Guindos admite que el futuro Gobierno debe hacer un ajuste de 5.000 millones en 2017

El ministro de Economía espera el apoyo de PSOE, Ciudadanos y PNV para aprobar los Presupuestos en diciembre.

Guindos conversa con el director del Banco Europeo de Inversiones durante el Ecofin

Guindos conversa con el director del Banco Europeo de Inversiones durante el Ecofin

  1. Luis de Guindos
  2. Objetivo de déficit
  3. Eurogrupo
  4. Presupuestos Generales del Estado

El "escenario central" con el que trabajan los socios de la Unión Europea es que España tendrá por fin un Gobierno antes de que acabe octubre y que estará presidido por Mariano Rajoy. Es lo que ha asegurado el ministro de Economía, Luis de Guindos, tras dos días de reuniones en Bruselas del Eurogrupo y el Ecofin. Este futuro Gobierno deberá hacer un ajuste de 5.000 millones de euros (cifra equivalente al 0,5% del PIB) en los Presupuestos de 2017 para cumplir el objetivo de déficit del 3,1% fijado por la UE, ha reconocido Guindos.

A la espera de que se forme el Gobierno, el ministerio de Economía enviará a Bruselas antes del 15 de octubre unas cuentas sin cambios de política económica, tal y como exigen las reglas de la UE. Estos Presupuestos no respetan la meta fiscal pactada (se desviarán a alrededor del 3,6%) y con ellos España se arriesga a un nuevo dictamen negativo de Bruselas. Por ello, Guindos ha destacado que la tarea "más importante" del futuro Ejecutivo debe ser elaborar unos Presupuestos completos que se ajusten a los compromisos asumidos con Bruselas.

"Creo que el proyecto de presupuesto, no la aprobación del mismo, sí podría estar antes de finales de año para remitir a Bruselas. Teniendo en cuenta que hemos mandado un presupuesto sin modificaciones de política fiscal, creo que lo importante y lo básico sería hacerlo de la forma más rápida posible", ha reclamado el ministro de Economía en funciones.

La UE exige a España que reduzca el déficit desde el 4,6% este año hasta el 3,1% en 2017 y para eso reclama un esfuerzo estructural del 0,5%. Este ajuste de 5.000 millones es lo que "no puede hacer un Gobierno en funciones" y corresponde a "medidas discrecionales que debe adoptar el nuevo Gobierno", ha explicado Guindos. El resto de la reducción del déficit se logrará simplemente gracias al crecimiento del 2,3% previsto para el año que viene.

Apoyo de PSOE, C's y PNV

Para aprobar estos recortes y los Presupuestos de 2017, el Partido Popular espera poder contar con el apoyo del PSOE, Ciudadanos y el PNV. Entre las cuestiones que habrá que negociar se encuentran el reparto del objetivo entre el Gobierno central y las comunidades autónomas o si habrá o no nuevas "medidas tributarias", es decir, subidas de impuestos.

"Estoy convencido de que tanto Ciudadanos, como el PSOE y el PNV comprenden perfectamente cuáles son nuestros compromisos con Bruselas y que es muy importante desde el punto de vista de la credibilidad y nuestro compromiso con el futuro de la zona euro que el año que viene tengamos un presupuesto con un objetivo del 3,1%", asegura el ministro de Economía en funciones.

Guindos ha defendido su gestión en las negociaciones sobre el déficit con Bruselas y ha presumido de haber logrado una nueva prórroga de dos años, hasta 2018, para situar el desfase por debajo del 3% que marca el Pacto de Estabilidad. Esta extensión equivale a 20.000 millones de euros adicionales de margen presupuestario este año y a 3.000 millones el año que viene, ha alegado.

A su juicio, la nueva senda fiscal que debe cumplir el futuro Gobierno es "razonable" y "sensata" y no ahogará el crecimiento económico. España debe seguir reduciendo el déficit porque su deuda pública está próxima al 100% del PIB. "Somos vulnerables a cualquier repunte de los tipos de interés", avisa Guindos.