El CEO de Masmovil, Meinrad Spenger.

El CEO de Masmovil, Meinrad Spenger. EE

Empresas

MásMóvil y Huawei sacarán al mercado su caja de televisión por 3€/mes sin contenidos

Miguel Ángel Uriondo

MásMóvil ultima ya los detalles de su nuevo producto de televisión, una caja sin contenidos que alquilará a los usuarios por 3€/mes y que dará la posibilidad de ver la TDT y contratar los productos de terceras partes, como Netflix.

Es una especie de Apple TV pero con Android y desarrollada por el coloso chino Huawei, que ofrece una experiencia coherente de contenidos. Se trata de una experiencia piloto para el coloso chino que después intentará comercializar en todo el mundo entre pequeños operadores, con las mismas limitaciones que MásMóvil.

Una especie de boicot

El principal problema con el que se ha encontrado la compañía es que hay muchos proveedores con las manos atadas y que no están dispuestos a firmar.

Hay canales de pago, por ejemplo, que no están dispuestos a cobrar directamente a los usuarios porque creen que el empaquetamiento es cosa del operador, y no están dispuestos a ir directamente a por los clientes. Saben que eso enfadaría, además, a los grandes operadores, que les pagan por abonado.

Otro de los grandes agentes del sector, HBO, socio preferente de Vodafone, no estará tampoco en la fecha de lanzamiento. La compañía ha esquivado hasta ahora todo lo que implique competir con el operador rojo en pantallas grandes, retrasando el lanzamiento de su aplicación para consolas de videojuegos y televisores inteligentes, y no va a arriesgarse ahora apostando por un rival directo de los rojos.

También se queda fuera uno de los grandes proveedores de Liga y Champions: Mediapro cobra cientos de millones de Movistar, Orange y Vodafone y no está dispuesta a permitir que MásMóvil introduzca una puerta trasera en su servicio mayorista sin pagar lo mismo que el resto. Cosa que no pasará, al menos no a corto plazo.

Entre candidatos viables, en principio para entrar en este servicio está Sky, por ejemplo, que quiere lanzar en septiembre su servicio por 10€ y que posiblemente lo haga en colaboración con Fox, del mismo grupo.

OpenSport, la empresa del polémico Ildefonso de Miguel, investigado en la Operación Lezo, les permite llevar El Partidazo y las motos a la plataforma, en un acuerdo que ya está cerrado y que permitirá a la compañía incrementar su huella, aún muy reducida.

Las condiciones de Amazon Vídeo

En cuanto a Amazon Vídeo, es neutral en cuanto a los contenidos y probablemente también esté dispuesta a entrar. La condición que probablemente ponga es que se pueda mantener su servicio de vídeo a la carta, una de las condiciones que está poniendo al mercado y que dificulta la integración con operadores que tienen un servicio similar al que haría la competencia.

En cuanto a Netflix, es quizá el menos dependiente de los operadores de todas las empresas mencionadas y probablemente llegue a un acuerdo sin problemas, si no se ha firmado ya.

La necesidad de MásMóvil

La falta de contenidos condena a MásMóvil y al resto de sus marcas a ofrecer una oferta basada exclusivamente en el bajo coste y no optar a los clientes que más dinero gastan. Todos los datos del sector dejan claro que un cliente que tiene todos los servicios con un único proveedor son menos propensos a cambiar de compañía y el primer ejecutivo del grupo, Meinrad Spenger, ha repetido en innumerables ocasiones su interés en ofrecer televisión.

Necesita especialmente un servicio diferencial que aporte valor, especialmente porque Movistar y Vodafone van a empezar a atacar a su público objetivo, el de la fibra con móvil barata, con Tuenti y Lowi, respectivamente.

La parte técnica

El dispositivo, en sí mismo, será una caja con deco TDT y sistema operativo Android que pueda tanto integrar las aplicaciones nativas de todos los proveedores como hacer cosas como ver contenidos de los últimos 7 días o hacer grabaciones de lo que se emita en los canales lineales.

De forma similar a lo que hace Vodafone con su servicio de televisión, el producto de MásMóvil y Huawei tendrá la posibilidad de buscar en los contenidos de aquellos proveedores que quieran integrarse con ellos. Además, ofrecerá su propia red de entrega de contenidos (CDN), incorporada en el proyecto.