El cofundador y CEO de Snapchat, Evan Spiegel.

El cofundador y CEO de Snapchat, Evan Spiegel. Techcrunch

Empresas Empresas tecnológicas

Snapchat sale a bolsa: 7 cifras de su OPV, comparadas con las de Facebook y Twitter

La compañía tecnológica se valora en más de 25.000 millones de dólares, con unas pérdidas de más de 500 millones en 2016.

Jesús Martínez

Es la primera salida a bolsa de lo que se ha venido a denominar ‘unicornios’, esas tecnológicas financiadas con capital riesgo que valen más de 1.000 millones de dólares. Snapchat, la tecnológica que desarrolla una red social para compartir contenido efímero, ha completado el primer paso para dar el salto al parqué con el tradicional ‘streaptease’ económico y operativo en su folleto. Un documento en el que contempla una oferta que valora la compañía en más de 25.000 millones de dólares, con unas pérdidas de más de 500 millones en 2016.

Como asegura el diario económico Financial Times, se trata de una salida a bolsa, cuando menos, poco convencional. No sólo por sus cifras económicas, con pérdidas en aumento, sino por el crecimiento ralentizado en usuarios y la forma de organizar la capacidad de voto entre las nuevas acciones.

La salida a bolsa, muy esperada, se convertirá en un termómetro del apetito del mercado para grandes compañías que han coqueteado con la salida a bolsa como Uber o Airbnb. Pero, ¿cómo son sus números y su oferta respecto a la que presentaron Facebook y Twitter en 2012 y 2013, respectivamente? Estas son las diferencias y similitudes.

Más de 25.000 millones de valoración

La OPV coloca a la empresa fundada por el joven Evan Spiegel (24 años) en una valoración que superará, casi con toda seguridad, los 25.000 millones de dólares (23.200 millones de euros al cambio actual). Según diversas informaciones, la última ronda de financiación que logró en mayo del año pasado, colocó esa cifra en algo más de 20.000 millones.

En el caso de Facebook, tanto la oferta como el tamaño de la compañía eran mucho mayores. Cuando hizo lo propio y mostró el primer folleto de su salida, la valoración se elevaba hasta los 100.000 millones de dólares. La de Twitter fue unos 13.000 millones de dólares, en un primer momento, aunque posteriormente el documento fue corregido al alza al detectar un incremento importante de la demanda de los inversores.

400 millones de ingresos

Hasta hace dos años, Snapchat era una empresa que vivía sin ingresos. Se financiaba a través de las diversas rondas de financiación, con las que ha conseguido contar con gigantes del capital riesgo como Kleiner Perkins o grandes compañías como Alibaba. Sin embargo, en 2015 arrancó un modelo de negocio que, como no podía ser de otra manera, se basaba en la publicidad.

Hasta ahora, se han ido filtrando diversas cifras económicas de la compañía. Ahora se conocen con certeza: en 2016 lograron 404 millones de dólares. Ha multiplicado casi por siete respecto a los 58 millones registrados un año antes. De cada uno de sus usuarios diarios generan 1,05 dólares.

¿Cómo lo hacían antes de salir a bolsa Facebook o Twitter? La primera cerró 2011, el año previo, con 3.700 millones de dólares de ingresos (7,6 dólares por cada uno de los 483 millones de usuarios diarios). La segunda logró en 2012 un total de 317 millones de dólares (suponía algo más de 3 dólares por cada uno de los “más de 100 millones” de usuarios).

158 millones de usuarios a diario

Los tamaños de audiencia son muy diferentes en los tres casos. Snapchat ha logrado atraer a 158 millones de usuarios activos a finales de diciembre de 2016. Representaba un incremento del 48% interanual.

Twitter contaba cuando presentó sus credenciales 215 millones de usuarios activos mensuales y 100 millones diarios (en torno a 50 millones menos que Snapchat). ¿Y Facebook? Sumaba a 31 de diciembre de 2011 un total de 483 millones, un 48% más que un año antes.

3% de crecimiento trimestral de usuarios

Una de las cifras que han alertado a los inversores es la ralentización del crecimiento de esos usuarios. En el caso de Snapchat, el cuarto trimestre del año 2016, último del que hay datos en el folleto, la empresa apenas creció un 3% cuando el ritmo era muy superior, especialmente entre 2014 y 2015.

¿Cómo crecían los usuarios en Twitter (algo que, con el tiempo, se convirtió en una de sus particulares losas) y en Facebook? En el caso de la red de los 140 caracteres, la tasa de crecimiento justo antes de salir a bolsa de sus usuarios mensuales (únicos que facilitaron en su folleto) era del 6,4% hasta alcanzar los 218 millones. En Facebook era de un 5,3% cerrando el año 2011 con 483 millones.

514 millones de dólares de pérdidas

El negocio de Snapchat sigue teñido de rojo, cada vez, más intenso. El año 2016 lo cerró con unas pérdidas de 514 millones de dólares, es decir un 27% más respecto a los 380 sufridos un año antes. Y lo que más ha llamado la atención es una frase en los riesgos señalados en su folleto: “Hemos incurrido en pérdidas operativas en el pasado, esperamos seguir incurriendo en el futuro y puede que nunca logremos o mantengamos la rentabilidad”.

¿Cuáles eran los números de Facebook o Twitter? Twitter elevó sus números rojos hasta los 316 millones de dólares en 2012 (el año completo previo a la salida). En 2010 la cifra era de 28,3 millones de dólares (el déficit acumulado en esa fecha era de 418 millones). Y hay una sorpresa: se repite la misma frase que la de Snapchat. “Y podríamos no ser capaces de conseguir y consecuentemente mantener la rentabilidad”.

En el caso de Facebook, no había problemas de rentabilidad. Era rentable desde hacía años. De hecho, en su folleto explicaba que en 2012 lograron superar los 1.000 millones de dólares de beneficios, mientras que en 2009 y 2010 lograron 229 y 606 millones, respectivamente.

1.859 empleados, el triple que un año antes

Las diferencias de tamaño también se perciben en el equipo. La plantilla ha crecido de manera exponencial en el último año en Snapchat. Según sus propios números el ejercicio 2016 se cerró con 1.859 trabajadores. Sólo un año antes había 600.

No es un crecimiento muy diferente al que vivieron en Twitter o Facebook antes de su estreno bursátil. En la primera, se pasó de 900 a 2.000 en un año. En la segunda, la plantilla era de 3.200 al final de 2011, un 50% de incremento.