Pensiones

La era Rajoy se lleva por delante 66.401 millones de euros de la hucha de las pensiones

Este es el año en el que el Gobierno ha retirado más dinero: 19.200 millones de euros.

Apenas queda tiempo. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social (conocido popularmente como hucha de las pensiones) se agotará definitivamente en el año 2017, a menos que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social apruebe medidas urgentes para elevar los ingresos del sistema. El Gobierno, que este jueves ha sacado 9.500 millones de euros para pagar la extra de Navidad a los pensionistas, ha retirado ya 66.401 millones de euros del Fondo desde el año 2012.

Solo en lo que va de año, el Gobierno ha sacado 19.200 millones de euros de la hucha de las pensiones.De hecho, nunca antes había sacado tanto dinero del Fondo de Reserva; hasta ahora, la mayor disposición era la de 2014, cuando retiró 15.300 millones de euros.

Las cifras evidencian la delicada situación que vive esta 'hucha': en el Fondo de Reserva solo quedan 15.915 millones de euros a precio de adquisición (16.109 millones a precio de mercado).

Ingresos insuficientes para la paga extra

El Fondo de Reserva tiembla cada vez que la Seguridad Social tiene que abonar una paga extra. No hay ingresos suficientes por la vía de las cotizaciones, por lo que toca recurrir a la hucha. Así ocurrió en julio, cuando el Gobierno tuvo que sacar 9.700 millones de euros y ha vuelto a ocurrir en este mes de diciembre.

De momento, la Seguridad Social genera los ingresos suficientes para realizar las pagas mensuales ordinarias a los pensionistas, pero son las pagas extra las que generan el problema.

El Fondo llegó a contar con 66.800 millones de euros en el año 2011, era el momento en el que la hucha de las pensiones estaba repleta, aunque ya se vislumbraban los problemas del sistema.

Las medidas se discuten en el Pacto de Toledo

Lo que es evidente es que el Gobierno tendrá que adoptar medidas urgentes antes de que llegue el fin del Fondo de Reserva. Las discusiones sobre cuáles son las medidas adecuadas se están llevando a cabo en el seno de la Comisión del Pacto de Toledo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, reconoció la semana pasada que el sistema generará este año un déficit cercano al 1,6% del PIB, esto es, ligeramente superior a los 16.000 millones de euros, una cifra que no se podrá cubrir en 2017.

Ante la gravedad del problema, el Gobierno centra ahora su atención en las reuniones del Pacto de Toledo, donde se habla de las soluciones para reformar el sistema de pensiones. Ya han pasado por la Comisión los primeros expertos que han lanzado propuestas como subir las cotizaciones sociales del Régimen General o subir las cotizaciones de los autónomos.

La preocupación también se palpa en la calle. Este mismo jueves, decenas de asociaciones y colectivos de pensionistas de todo el país han constituido una Coordinadora Estatal en defensa del sistema público de pensiones, con el objetivo de unir fuerzas en las movilizaciones que tienen previsto convocar este mes en contra lo que consideran "el saqueo de las pensiones".

En su presentación, la Coordinadora ha expuesto sus principales reivindicaciones, que pasan por subir la pensión mínima hasta los 1.080 euros, por estar presentes en las negociaciones del Pacto de Toledo y por derogar las últimas reformas del sistema público de pensiones.