EEUU-ESPAÑA

Garrigues Walker: "El poder está moderando y educando a Trump"

El jurista asegura que España debería jugar un papel importante en la relación entre Cuba y EEUU.

El presidente de la Fundación Garrigues, Antonio Garrigues Walker, y el presidente de Next IBS, Manuel Campo Vidal.

El presidente de la Fundación Garrigues, Antonio Garrigues Walker, y el presidente de Next IBS, Manuel Campo Vidal.

  1. Antonio Garrigues Walker
  2. Donald Trump
  3. Estados Unidos
  4. Cuba
  5. Brexit
  6. Euro

Todavía no lleva ni un mes al frente de la Casa Blanca, pero Donald Trump ya está dejando ver el que será su modo de gobernar. El jurista, patrono de honor de la Fundación Consejo España-EEUUy presidente de la Fundación Garrigues, Antonio Garrigues Walker (Madrid, 1934), lo tiene claro: "El poder modera y educa mucho, y Trump no va a hacer ni la mitad de lo que ha anunciado en campaña".

Garrigues Walker conoce a fondo Estados Unidos. Su madre era estadounidense; su padre, además de fundador junto a su hermano del despacho Garrigues, fue embajador de España en Estados Unidos y la Santa Sede. Con este poso, y tras sus viajes constantes a EEUU, el jurista ha analizado este lunes en el Foro Next IBS La economía española y europea en la era Trump.

"Parece que hay un desinterés por el planeta del nuevo presidente de los EEUU, pero nos olvidamos de que este país ha tenido siempre una inclinación Trump", explica Garrigues Walker. A su juicio, "siempre han ido primero los intereses de los EEUU, y luego todo lo demás". Quizá por eso el jurista no crea que haya que "dramatizar": "No basta con descalificar el populismo y el nacionalismo, hay que hacer algo más".

A pesar de que Trump "representa al denominado white power estadounidense y la relevancia que tiene el hecho de que aparezca en escena tras un presidente negro como Obama, no va a pasar nada especial, porque va a ser más de lo mismo”, apunta Garrigues.

"España debería ser audaz en el tema de Cuba"

España tiene un papel importante en Cuba y sería capaz de mejorar la relación de este país con Estados Unidos. Así lo cree Garrigues Walker, para quien el tema de Cuba es uno de los temas en los que España "tiene que empezar a manifestar su audacia y su capacidad en política exterior".

"España no puede renunciar a Cuba, debería ser audaz, porque podemos jugar un papel importantísimo", afirma el jurista, que cree que "no podemos abandonar ese tema, tenemos una comunidad hispana a la que nunca hemos prestado atención".

El presidente de la Fundación Garrigues, Antonio Garrigues Walker.

El presidente de la Fundación Garrigues, Antonio Garrigues Walker.

"¿Que Trump puede poner en marcha una paralización a la apertura con Cuba? Es posible", dice Garrigues Walker, pero el fenómeno "seguirá su curso y ahí España debería tomar actividad, sobre todo una presencia diplomática", insiste. El jurista ha recordado que este mismo lunes, tres días después de la muerte de Fidel Castro, viajan a La Habana los primeros vuelos regulares desde Estados Unidos después de 55 años de interrupción.

Para Garrigues Walker, España debería ser, después de Gran Bretaña, el país que ejerciera "una política exterior más activa con Estados Unidos" no solo por "su afinidad cultural" con la comunidad latina de ese país, sino porque en territorio español hay "bases estadounidenses, inversiones importantes de ese país y, además, España tiene compañías de infraestructuras potentes cuya actividad se desarrolla en el área que más quiere impulsar Trump".

Europa "será lo que quiera ser"

Para Garrigues Walker, Europa tiene un reto a la hora de afrontar la nueva situación política. "Si no tiene una sola política común, no sabe negociar el tema de los refugiados, será un continente viejo y decadente", asegura. En este sentido, el jurista ha incidido en la "crisis demográfica" que vive el continente frente a EEUU "donde cada mujer tiene de media 2,1 hijos", por lo que "se percibe como un país dinámico".

Asimismo, lamenta que "lo único que une a Europa es el euro". A su juicio, Europa "será lo que quiera ser, pero si mantiene la idea de que cada país puede hacer lo que quiera, será un continente dirimido", apunta.

"El 'brexit' es otro problema, porque el poder financiero lo tienen el mundo anglosajón", afirma el jurista, para quien "si Europa se separa de ese poder, se debilita". "Vivimos en un mundo de brechas intergeneracionales, los jóvenes querían mantenerse en Europa", analiza Garrigues Walker, para quien Europa, y sobre todo España, debe aprender a "adaptarse" a las circunstancias: "Detrás de cada problema hay siempre una oportunidad".