Empleo

Casi el 60% de los jóvenes cree que encontrará trabajo en el primer año de búsqueda

Los españoles son los más pesimistas entre los países encuestados siendo la falta de experiencia laboral la mayor preocupación.

Obtener un grado universitario es el requisito menos necesario para obtener un empleo.

Obtener un grado universitario es el requisito menos necesario para obtener un empleo. EFE

  1. Tasa de paro
  2. Jóvenes
  3. Trabajo
  4. EPA Encuesta Población Activa

La generación más preparada de la historia se mantiene optimista. Pese a los malos datos de paro juvenil, que duplica a la tasa general en los países de la OCDE y que en algunos como Italia o España ronda el 50% -46,4%, en el segundo trimestre según los datos de la EPA, los jóvenes confían en encontrar un empleo.

Un estudio de Adecco ha abordado diferentes cuestiones laborales entre 10.000 jóvenes españoles y europeos reflejando sorprendentes conclusiones. A la pregunta de si creen que conseguirán trabajo en menos de un año al finalizar sus estudios, la respuesta es clara: 3 de cada 4 jóvenes europeos encuestados piensa que sí lo hará, aunque se aprecian notables diferencias por países.

El 57,8% de los jóvenes españoles cree que encontrará trabajo en su primer año de búsqueda, según el estudio. Esta cifra sitúa a los españoles como los más pesimistas, mientras que la media de países es del 77,5%.

Por contra, los más optimistas son los rusos ya que casi nueve de cada diez cree que encontrará en un trabajo tras finalizar sus estudios. Le siguen estadounidenses, 89,7% y noruegos, 83,6%.

¿Estás preparado para desempeñar un trabajo en el futuro? Seis de cada diez encuestados en España así lo afirma, aunque el dato sólo es superior al de italianos (60,3%) y japoneses (31,5%). Los que se consideran a sí mismos mejor preparados son los alemanes (89,1%) y los estadounidenses (82,3%).

La experiencia, la mayor preocupación

La falta de experiencia laboral previa es el factor que más preocupa a los jóvenes españoles. 7 de cada 10 se muestra preocupado ante la posibilidad de no haber desempeñado previamente un trabajo antes de salir al mercado laboral. El aprendizaje de nuevas habilidades (46,1%) y de nuevos idiomas (36%) suponen el resto de preocupaciones. Por contra, el requisito que creen menos necesario es obtener un grado universitario, así lo cree un 11% de los jóvenes españoles, mientras que para el resto de europeos supone el doble.

Los idiomas son el conocimiento que creen más necesario. Siete de cada diez españoles piensa que en el futuro le pedirán desenvolverse en otra lengua, opinión que comparten otros jóvenes latinos como mexicanos e italianos. Son los jóvenes de países angloparlantes quienes menos valoran el conocimiento de idiomas de cara a encontrar empleo. Llama la atención que habilidades como el trabajo en equipo y el uso de técnicas de comunicativas son poco valoradas entre los jóvenes españoles -apenas para el 23%- mientras que son entre la media de los países europeos reciben casi el doble de importancia, para cerca del 40%.

En lado contrario, las habilidades emprendedoras son los conocimientos que los jóvenes españoles piensan que serán menos necesarios en un futuro, sólo valorados por 1 de cada 5 como importantes. Menos importancia le conceden aún belgas, noruegos y japoneses; mientras que alemanes y mexicanos son quienes más importancia le otorgan a este factor.

Todas estas características tienen un objetivo claro: conseguir el trabajo deseado. En este sentido, nueve de cada diez considera que está preparándose adecuadamente para el trabajo que quiere desempeñar en un futuro. Sólo los mexicanos tienen una percepción mejor de su formación en función del trabajo en el que les gustaría desenvolverse. Las perspectivas laborales de los jóvenes para dentro de una década pasan por tener estabilidad económica, lo mejor valorado con 7,8 puntos sobre 10, conseguir el trabajo de sus sueños (7,49) y trabajar en una empresa responsable con la sociedad (6,38).