Lista Forbes

Ana Botín entra por primera vez en la lista de las 10 mujeres más poderosas del mundo

La revista Forbes ha hecho público su listado y en él aparece la banquera española junto a nombres como el de Hillary Clinton, la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, o la presidenta de Alemania Angela Merkel.

Ana Botín, presidenta del banco Santander.

Ana Botín, presidenta del banco Santander. Reuters

  1. Banca
  2. Ana Patricia Botín
  3. Revista Forbes

La banquera Ana Botín, presidenta del grupo Santander, ha entrado en la lista de las diez mujeres más poderosas del mundo, según la revista Forbes. En 2014 Botín se convirtió en la primera mujer al frente de uno de los grandes bancos de la Eurozona y eso hizo de ella una de las ejecutivas más poderosas del mundo.

La empresaria ocupa exactamente el puesto número diez de la lista y consigue de esta forma dar un importante salto con respecto al año pasado, cuando ocupó el puesto 18. Además, es la única española que aparece entre las 200 mujeres más poderosas del mundo.

Este año los tres primeros lugares los ocupan, por este orden, la presidenta de Alemania Angela Merkel, la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton, y la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen.

La lista de Forbes continúa este año con la filántropa Melinda Gates (4), la consejera delegada de General Motors, Mary Barra (5) y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde (6).

Y completan los diez primeros puestos cuatro grandes empresarias: Sheryl Sandberg (7), de Facebook; Susan Wojcicki (8), de YouTube; Meg Whitman (9), de HP; y Ana Botín (10), del grupo Santander.

Merkel, seis años en el primer lugar

La canciller alemana, Angela Merkel, repite otro año más como la mujer más poderosa del mundo para la revista Forbes, aunque Hillary Clinton amenaza ya con arrebatarle el título en 2017 si gana las elecciones presidenciales de EEUU.

Merkel encabeza el ránking de las 200 mujeres con más poder del mundo desde hace seis años y Forbes destaca este lunes, entre otros aspectos, su decisión de abrir las fronteras de Alemania a más de un millón de inmigrantes sirios y de otros países.

"Su último acto ha sido el más valiente: ejercer su poder con la estrategia geopolítica más curiosa: el humanismo absoluto (...) Su siguiente cita con las urnas es en el otoño de 2017 y las encuestas muestran a un electorado cansado", advierte la revista.

Forbes añade que la canciller alemana guió a su país a través de una recesión con estímulo y subsidios a las empresas (...) y ahora Alemania tiene un superávit presupuestario de 12.100 millones de euros y la máxima nota AAA de las agencias de calificación.

En segundo lugar también repite este año Clinton, aunque la revista ya adelanta que, si la aspirante demócrata gana las elecciones presidenciales de noviembre en su país tendrá todas las papeletas para encabezar el ránking del próximo año.

Completa el podio de honor la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, que sube un puesto respecto al año pasado entre las mujeres más poderosas del mundo y que la revista define como la persona "más influyente" en los mercados mundiales.

Veinte mujeres aparecen por primera vez

El listado incluye este año a veinte mujeres que aparecen por primera vez, en lugar de otras veinte entre cuyas ausencias Forbes destaca los casos de la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, y a la exmandataria de Argentina Cristina Fernández.

La revista también justifica la desaparición en su edición de este año de la categoría de "celebridades", como la actriz de Hollywood Angelina Jolie o la estrella musical Taylor Swift, después de replantearse el significado de ser una mujer poderosa.

Forbes resolvió su debate entre control o influencia recordando unas palabras de Ameenah Gurib-Fakim, la primera mujer presidenta de Mauritania: "El poder es la capacidad de ser influyente. Si influyes a largo plazo dejando un legado, ese es el verdadero poder".

Finalmente, recuerda que en el último año seis mujeres llegaron a lo más alto o repitieron cargo en Taiwán, Myanmar, Nepal, Croacia, Mauritania y Lituania, e insiste en que otra mujer puede terminar siendo la primera presidenta de Estados Unidos.

Las 200 mujeres más poderosas del mundo controlan ingresos que la revista calcula en casi un billón de dólares, y más de una cuarta parte de ellas (51) proceden de Estados Unidos, muy por delante de China, el segundo país más representado con nueve.