Constructoras

Juego de Tronos en OHL: el fantasma de la corrupción acelera la sucesión de Villar Mir

El grupo descarta tomar medidas disciplinarias contra su consejero López Madrid investigado por presuntos pagos al PP.

Juan Villar Mir de Fuentes, vicepresidente de OHL.

Juan Villar Mir de Fuentes, vicepresidente de OHL. Efe

Un paso atrás para dejar paso al elegido, a su hijo. El presidente del Grupo Villar Mir y de OHL, de 84 años, cedió este jueves el testigo a Juan Miguel Villar Mir de Fuentes para que fuera él quien presentase los resultados de la constructora durante el ejercicio 2015. “Es para que se foguee”, bromeó Juan Miguel Villar Mir en un corrillo con periodistas al finalizar.

Villar Mir también valoró la actual situación política. Abogó por un Gobierno tripartito entre PP-PSOE y Ciudadanos, después del acuerdo sellado entre Pedro Sánchez y Albert Rivera. “Es de sentido común”, indicó. Para él, el peor escenario sería la repetición de elecciones generales porque “se perdería tiempo”. “Lo importante es la creación de empleo”, aseguró.

Su paso atrás es el primer movimiento formal del empresario para ceder el mando de la gestión de la compañía, aunque aún no se ha marcado en el calendario cuándo será oficial la cesión de la presidencia del grupo. “No hay fecha”, aseguró el vicepresidente al justificar el cambio de roles.

Lo significativo es que la cesión se produce cuando la compañía está en el punto de mira salpicada por el fantasma de la corrupción. Su consejero Javier López Madrid (yerno de Juan Miguel Villar Mir) está siendo investigado por presunta financiación ilegal del PP de Madrid dentro de la Operación Púnica, algo que la compañía niega.

“Escrupulosos con la ley”

Esta investigación no va a conllevar relevos en la alta dirección de la constructora. “No hay que cambiar a nadie”, aseguró su vicepresidente del grupo. “Siempre hemos seguido los criterios más escrupulosos de legalidad, siempre lo hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo. ¿Está claro?”, enfatizó.

Igual de tajante fue a la hora de desmentir cualquier tipo de cambio de nombres en el consejo de administración ante las noticias sobre López Madrid. “¿Medidas disciplinarias? Prefiriría no haberlo ni oído”, contestó Villar Mir de Fuentes a una pregunta de la prensa. “Todos los miembros del consejo de administración son excelentes personas. El consejo no toma medidas disciplinarias, sólo cumple escrupulosamente los estatutos y el reglamento propio del consejo”.

Otra cuestión no exenta de polémica es la decisión del grupo constructor de desprenderse de su participación en el Metro Ligero de Madrid. “Vamos a vender el Metro Oeste en las próximas semanas”, adelantó el vicepresidente de la compañía. Se trata de una concesión que está siendo investigada por la Audiencia Nacional dentro del Caso Púnica. La compañía justifica su decisión de colocar a la venta su participación, de la que ya ha vendido el 28% de su 51%, por ser un “activo maduro” y ha decidido “ponerlo en rotación”.

La Comunidad de Madrid no ve tan claro que sea posible vender ese proyecto. "Lo que tendremos que hacer es estudiar jurídicamente cuál es el margen de maniobra que tiene la compañía de cara a desprenderse de una concesión administrativa", afirmó el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán.

De izquierda a derecha, el consejero delegado de OHL, Josep Piqué; el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir; y el vicepresidente de la constructora, Juan Villar Mir de Fuentes.

De izquierda a derecha, el consejero delegado de OHL, Josep Piqué; el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir; y el vicepresidente de la constructora, Juan Villar Mir de Fuentes. Efe

No es el único frente abierto con la Comunidad de Madrid, ya que la administración encabezada por Cristina Cifuentes discrepa con la compañía a cerca de la paralización de las obras del Cercanías entre Móstoles y Navalcarnero. “Nunca hemos tenido una relación mejor con la Comunidad de Madrid. Podemos tener disparidad de criterios, pero eso es sano”, aseguró el Villar Mir de Fuentes.

En cuanto a los meros datos empresariales, OHL cerró 2015 con un beneficio neto de 56 millones de euros, cuatro veces más que un año antes; y un crecimiento de ingresos del 20%, hasta 4.369 millones de euros. Sin embargo, la compañía puso especial énfasis en la reducción de deuda, que rebajó en casi un 30% y la situó en 4.007 millones de euros.

También llamó la atención sobre el valor de dos de sus participaciones: el 13,9% que mantiene en Abertis, el grupo de concesiones (autopistas de peaje), así como su filial OHL México, cotizado el país azteca. Ambas forman parte del cruce de garantías que la matriz ha puesto como aval para el pago de los créditos que ha solicitado en los últimos años.

El problema del OHL México, filial al 65% de la constructora española, pasa por el cruce de acusaciones que mantiene con el regulador de la bolsa azteca, CNBV (el equivalente a la CNMV) desde el pasado verano. Entonces, el supervisor abrió un expediente a la compañía española en relación a la contabilidad de sus concesiones en el país. “En México tenemos un problema pero hemos hecho bien los deberes bien hechos y tenemos el respaldo de las big four [las cuatro grandes firmas de auditoría]. Nos dicen que lo estamos haciendo bien contablemente, argumentó Villar Mir de Fuentes.

El tren árabe, Canalejas y la Quinta Torre

Fuera de España, uno de los grandes contratos en los que participa OHL es la construcción del AVE entre La Meca y Medina, a través de un consorcio en el que participan varias empresas españolas. OHL ha retirado su respaldo al actual consejero delegado del consorcio, Santiago Ruiz, por el reparto de costes. “Es un proyecto que funciona perfectamente y estamos muy cerca de acabar nuestra parte y de cobrarla. La relación de OHL con el cliente [con el Gobierno saudí] es muy buena, de los problemas que se están hablando son del consorcio con el cliente”, explicó durante la presentación el consejero delegado de OHL y exministro del PP, Josep Piqué.

“El consorcio tiene 14 empresas, de las que 12 son españolas y dos saudíes. Dentro de esas 12 hay empresas públicas, semipúblicas y privadas y hay empresas de diferentes dimensiones. A veces encajar la gobernabilidad es difícil. Nuestros objetivo es defender los intereses de nuestros accionistas. Tenemos discrepancias con el actual consejero delegado del consorcio y lo hemos expresado”.

En cuanto a sus proyectos en España, el grupo destaca la construcción del complejo Canalejas, en pleno centro de Madrid. “Las obras van a todo tren. No hay ningún retraso ni lo ha habido nunca. En tres años estará listo el hotel [el primer Four Season que se abrirá en España] que estará en pruebas a finales de 2018 y las tiendas estarán antes, ya tenemos interesados”.

Un año después, el grupo prevé tener construida la Quinta Torre del paseo de la Castellana, que se canalizará a través de OHL Desarrollos. El rascacielos de 56.000 metros cuadrados, lo mismo que las otras torres, tendrá como inquilino al Instituto de Empresas, con el que se ultima un acuerdo. Junto a la torre, se construirán dos edificios, horizontales, de 12.000 metros cuadrados que serán ocupados con una Clínica (para la que negocia con el grupo Quirón) y un centro comercial.