Empleo

Bajada histórica del paro aunque Rajoy deja 58.500 empleos menos que cuando llegó

A pesar de la creación de casi un millón de puestos de trabajo en 2014 y 2015, la última EPA de la legislatura muestra que no se ha logrado recuperar la cifra de finales de 2011.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva del PP de Córdoba.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la reunión de la Junta Directiva del PP de Córdoba. Efe

  1. Empleo
  2. Desempleo
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. EPA Encuesta Población Activa
  5. Tasa de paro
  6. Contratos

La última encuesta de población activa de la legislatura del PP, la del último trimestre de 2015 recién dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística, ha arrojado el dato definitivo del legado que deja Mariano Rajoy después de cuatro años desde que prometiese a los españoles que pondría la lucha contra el desempleo al frente de sus prioridades. A finales del pasado ejercicio había en España 58.500 empleados menos que a cierre de 2011. 

La encuesta muestra otro dato que en principio parecería incompatible: durante el Gobierno del PP, el paro se ha reducido en 507.800 personas. La clave está en los ciudadanos que ya no salen en la foto, los que han dejado de formar parte de la población activa, es decir, los que estando en edad de trabajar no tienen empleo y tampoco lo buscan. Las causas están bien porque han salido del país en busca de la oportunidad laboral que no han encontrado aquí o bien porque el desánimo les ha llevado a abandonar la búsqueda. Desde finales de 2011, la población activa española se ha reducido en 566.600 personas. 

Que sea menor la base sobre la que se compara tiene mucho que ver, por tanto, con que la tasa de desempleo (porcentaje de parados sobre el total de la población activa) se sitúe a cierre de 2015 en el 20,90%, frente al 22,56% de finales de 2011.

525.400 empleos creados en 2015

La alta destrucción de empleo que tuvo lugar sobre todo durante el primer año de legislatura del PP, cuando se destruyeron 813.600 puestos de trabajo, está tras la causa de que el Gobierno no haya sido capaz de recuperar el nivel encontrado al llegar. Todo ello a pesar de la innegable buena evolución en número de puestos de trabajo (otra cosa es su calidad) durante los últimos dos años. En 2015, se crearon 525.400 empleos. 

Pero incluso en el pasado ejercicio, se redujo la cifra de parados por encima del aumento del empleo: 678.200 desempleados menos, como prueba de que la población activa sigue mermando. En concreto, 153.100 personas menos tienen o buscan hoy empleo con respecto al cierre de 2014.

1,7 millones de menores de 40 años menos

Si se mira por franjas de edad, ¿quién sale de la población activa? Los datos de la EPA muestran que es por debajo de los 40 años donde se ha sufrido la mayor reducción de personas que tienen o buscan empleo durante la legislatura. Este hecho es preocupante no sólo en el presente, por la pérdida de efectivos, sino para la propia estructura del país a largo plazo. El sistema de pensiones, cuya sostenibilidad está ya muy cuestionada debido al déficit de la Seguridad Social que no ha paliado la creación de empleo, tiene empeñado su futuro precisamente en las franjas de menor edad. 

La calidad del empleo

A pesar de estos datos preocupantes, ha cambiado la tendencia, no hay duda. España crea empleo y a buen ritmo. La siguiente pregunta es qué calidad tiene ese empleo que se crea. La respuesta muestra un mayor grado de precarización. Se ve en la evolución de los contratos indefinidos, que a cierre de 2015 eran el 74,3% del total, casi un punto porcentual menos que a finales de 2011. Y se ve en la evolución de los contratos por el tipo de jornada, es decir, los que son a tiempo completo y los que son a tiempo parcial. 

Según la EPA, el número de contratos a tiempo completo se ha reducido en 449.900 durante la legislatura mientras que en el mismo periodo los contratos a tiempo parcial se han incrementado en 391.100.