crisis bancaria

Italia ultima la puesta en marcha de su 'banco malo' para sanear al sector financiero

La banca italiana, objeto de preocupación en Europa, se dispara en bolsa ante su posible creación que aliviará sus balances.

Renzi charla con su ministro económico, Pier Carlo Padoan.

Renzi charla con su ministro económico, Pier Carlo Padoan. Reuters

Es un asunto que está sobre la mesa desde hace tiempo, pero que no ha terminado de cuajar. El Gobierno italiano ultima la puesta en marcha de un ‘banco malo’ -como ya se ha hecho en España o Irlanda- en el que acumular los activos tóxicos de la banca privada y que esta pueda sanearse por su alta morosidad.

Los créditos considerados tóxicos obligan a las entidades a reservar capital para cubrir posibles pérdidas y han ahogado a los bancos italianos, que se enfrentan a serios problemas. Los bancos italianos se han convertido en una de las principales preocupaciones en los últimos días por su alta morosidad.

Monte dei Paschi, que fue suspendido de cotización el miércoles cuando se derrumbaba un 18%, rebota hoy un 23% ante la posibilidad de un acuerdo del Gobierno Renzi para crear el citado banco malo italiano.

Según informó Reuters, el Banco Central Europeo ha pedido a algunas entidades italianas como Banco Popolare SC, Banca Popolare di Milano y Banca Carige, UniCredit y Banca Popolare dell'Emilia Romagna que presenten datos actualizados sobre sus préstamos fallidos, después de que el sector haya alcanzado una cota de 201.000 millones de euros hasta noviembre pese a que los tipos de interés en Europa están en mínimos históricos y en la zona cero.

La comisaria Margrethe Vestager dijo al Corriere della Sera que es "el momento de pasar a un acuerdo", permitiendo Italia la creación de un vehículo de la morosidad. En otra entrevista a Il Sole, el primer ministro Matteo Renzi dijo que es “cuestión de pocas semanas” cuando se anunciarán medidas al respecto.