Psicología

Éste es el 'coach' de los actores de Hollywood y dice que, si no eres feliz, es por tu culpa

Bernard Hiller cree que la crisis "es una cuestión de actitud mental": "La crisis, ¿dónde está? ¿La gente ha dejado de hacer el amor?".

Cameron Diaz en Algo pasa con Mary. La actriz fue una de sus alumnas.

Cameron Diaz en Algo pasa con Mary. La actriz fue una de sus alumnas.

  1. Psicología
  2. Hollywood
  3. Felicidad
  4. Bienestar
  5. Actores
  6. Estilo de vida
  7. Inteligencia emocional

En el mundo de Bernard Hiller no hay crisis, ni paro, ni fracaso, sólo felicidad. Ella es el comienzo y el fin de todo. Si uno quiere tener éxito, antes debe ser feliz. Y si no es feliz, es que algo no está haciendo bien. “Si no eres feliz, sí, es tu culpa. Porque la felicidad es una opción, no es algo que alguien te da derecho a tener. Es una cuestión de actitud. El éxito está en ser feliz y tú puedes serlo ahora mismo”, declara a este periódico.

Bernard Hiller es el coach más importante de Hollywood, por sus clases han pasado estrellas como Leonardo Di Caprio o Cameron Diaz. Estuvo en Madrid para presentar el libro Deja de actuar, empieza a vivir (Alba Editorial) y se explayó sobre lecciones vitales y formas de alcanzar el éxito. Dice que en este país no es fácil ser feliz. “A España le gusta su tristeza y no quiere renunciar a ella. A los españoles les gusta compadecerse, pensar 'qué pobrecitos'… pero ¿qué puedes hacer si estás triste? ¡Nada!”.

Con pensamientos erróneos no llegarás a ningún lado

Las dificultades económicas de un país –o de varios continentes- en crisis desde hace años tampoco le sirven como justificación para una mala actitud. “Los europeos son negativos, deprimidos, tristes y les gusta quejarse. En Los Ángeles se cree que los sueños son posibles y esa es la diferencia. Muchos europeos creen que estamos aquí para sufrir, que las cosas son difíciles y, por supuesto, luego sufren y las cosas son difíciles”. Es el llamado poder de la atracción: “Con pensamientos erróneos no llegarás a ningún lado”.

Bernard Hiller dice tener 100% de éxito con sus alumnos.

Bernard Hiller dice tener 100% de éxito con sus alumnos.

La crisis, al parecer, no existe: “¿Hay crisis? ¿Dónde? La estuve buscando todo el día y no la encontré. ¿La gente ya no hace el amor? ¿La gente ha dejado de reír? ¿Dónde está la crisis? Es una cuestión de actitud mental. ¿Sabes qué? Tengo buenas noticias, la crisis ha terminado. Es una excusa detrás de la que se esconde la gente y yo acabo de decirte que no existe. Deja de escuchar a los gobiernos, ellos ganan cuando la gente está en pánico”, dice, para rematar, cual anuncio publicitario: “¿Estás esperando a que la economía repunte para salir a vivir? La economía puede bajar, pero tu vida siempre tiene que estar en lo alto”.

Si hay un problema intenta descubrir una solución creativa para que tu economía cambie. Encuentra una forma de ganar dinero. Haz algo

Su discurso es el sueño de cualquier político que ya no sepa qué contestar a una población acosada por el paro o por la falta de oportunidades. “Si no tengo trabajo, si he tenido que cerrar mi negocio, tengo que pensar qué me puedo inventar, qué puedo hacer con creatividad. Si hay un problema intenta descubrir una solución creativa para que tu economía cambie. Encuentra una forma de ganar dinero. Haz algo”.

Creatividad

Según el autor, todo se puede resolver, si se tiene la suficiente creatividad para encontrar la respuesta adecuada. “Tienes que crear soluciones para tus problemas, y están todas en ti”. ¿Y cómo puede encontrar el éxito quien se mantiene con 600 euros al mes? ¿O alguien que ha sido desahuciado? ¿O un parado de larga duración? “Primero tienes que ser feliz y luego vendrá el éxito. Tienes que aprender a amar la vida que llevas. Tienes que estar agradecido por los problemas que no tienes. Vale, no tienes trabajo. ¿Y cáncer cerebral? ¿Qué prefieres? Las personas están confundidas, porque no son profesionales”, asegura el experto en triunfadores de Hollywood.

Yo enseño a la gente a tener una actitud más profesional ante la vida. Soy como un preparador físico, entreno a la gente para ser feliz

Éste es otro de los conceptos de su libro: los seres humanos aficionados y los seres humanos profesionales. “Lamentablemente, muchas personas no pasan de seres humanos aficionados en toda su vida. ¿Qué se puede esperar de un aficionado? No mucho. Los humanos profesionales son capaces de lograr mucho más”, dice en sus páginas. Para el autor, un ser humano aficionado es el que se deja llevar por las circunstancias, “va como el viento: ahora bien, ahora mal”, dejan de aprender. Un ser humano profesional invierte en sí mismo, nunca deja de querer saber más, conoce sus miedos y bloqueos y controla sus reacciones ante los acontecimientos. “La manera como te enfrentas a las cosas depende de ti. Yo enseño a la gente a tener una actitud más profesional ante la vida. Soy como un preparador físico, entreno a la gente para ser feliz. La técnica funciona, pero sólo si quieres que funcione”.

Asegura tener un 100% de éxito. Que todos sus alumnos han logrado encontrar la felicidad y alcanzar sus objetivos. Y de ejemplo pone a Cameron Díaz, su mayor logro. “Tenía 21 años y era muy guapa, pero le faltaba confianza en el proceso interpretativo. Estaba un poco asustada y nerviosa porque iba a hacer una prueba para un pequeño papel en La máscara, con Jim Carrey”, cuenta en el libro. “Me dispuse a enseñarle exactamente cómo hacer la prueba. (…) Lo hizo tan bien que le pidieron que leyera el papel protagonista. (…) Estoy orgulloso de decir que aquella prueba lanzó su increíble carrera en el cine”.

Yo no trabajo con gente que ha perdido su trabajo, sino con gente que está en la cima y quiere llegar a más

Sus técnicas parecen funcionar en Hollywood, pero le cuesta bajarlas al mundo real. Reconoce, en su libro, que hay necesidades humanas básicas -comer, tener un techo, dormir, tener cariño, entre otras- que hay que satisfacer antes de volcarse en aspiraciones mayores. Y confiesa que, aunque en sus páginas pretende “enseñar una forma de vida, porque el éxito no es un accidente, es un estilo de vida”, su libro no es para todo el mundo. “Yo no trabajo con gente que ha perdido su trabajo, sino con gente que está en la cima y quiere llegar a más. De esto trata el libro, no es para gente que está deprimida, es para gente con éxito que quiere más”.

“América es la tierra de las oportunidades. Esa es la manera en la que nos han criado”, concluye. “¿Quién, en España, dice que éste es el país donde los sueños se hacen realidad?”.