Irene Montero y Pablo Iglesias protagonizan la moción de censura contra Rajoy en el Congreso.

Irene Montero y Pablo Iglesias protagonizan la moción de censura contra Rajoy en el Congreso.

MOCIÓN DE CENSURA

Irene Montero y Pablo Iglesias, una pareja que vive de noche y de día para la política

Ella se ha convertido en la primera mujer de la historia de España que defiende una moción de censura contra el Ejecutivo. Y por primera vez también su pareja le toma el relevo en el estrado.

Carmen Lucas-Torres

El logro de este martes, 13 de junio, para la pareja Iglesias-Montero pasará a la historia por defender la tercera moción de censura en la historia reciente de España. Irene Montero (29 años) ha llegado al Congreso de los Diputados con fuerza para pronunciar uno de los discursos más duros contra el Gobierno de Mariano Rajoy escuchados en la Cámara Baja en los últimos años. Una intervención que, a juzgar por su duración (2 horas y 7 minutos) y la poca improvisación que se ha permitido la portavoz de Unidos Podemos, lleva preparando semanas.

Para ello ha contado con el mejor apoyo, el de Pablo Iglesias (38), secretario general de Podemos y su pareja sentimental desde hace dos años. Viven su momento más dulce a nivel político y también personal: son la pareja de moda que manda en la izquierda. 

Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados.

Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados.

Este martes, Irene Montero y Pablo Iglesias acaparan el protagonismo en todos los medios de comunicación y la atención de cientos de miles de españoles. A pesar de que Montero e Iglesias no han aireado su vida personal, su relación es conocida por todos y confirmada con un furtivo beso que los fotógrafos robaron a la pareja el pasado febrero tras el Consejo Ciudadano de Podemos. Este martes, la diputada del Partido Popular Ana Vázquez Blanco hacía referencia a esa relación en su Twitter, antes de la moción de censura contra Rajoy. Un mensaje que pronto le han afeado desde el resto de partidos.

Mensaje de la diputada del Partido Popular Ana Vázquez Blanco.

Mensaje de la diputada del Partido Popular Ana Vázquez Blanco.

JUNTOS EN LA ADVERSIDAD 

La portavoz de Unidos Podemos ha llegado al Congreso de los Diputados acompañada por todos sus compañeros de partido aparentemente tranquila y con una actitud triunfante. Ha levantado el puño para saludar a los ciudadanos que se han acercado a la carrera de San Jerónimo para animarla a su llegada. Montero ha escogido para hoy un estilo sobrio aunque cómodo, como acostumbra: pantalón de lino gris, camiseta de algodón blanca, americana azul marino y tacones cómodos negros. Pablo Iglesias llegaba algo más tarde con vaqueros, camisa blanca y americana azul cobalto

En el atril, Irene Montero ha sido directa y enérgica. Su discurso ha sido rápido aunque cargado de contenido. La portavoz de Podemos ha fruncido el ceño y entornado los ojos varias veces para mostrar su indignación contra las políticas del Partido Popular y no ha dejado de mover los brazos. Incluso ha señalado varias veces a Rajoy con su dedo índice en actitud acusatoria.

Irene Montero sabía que contaba con el apoyo de sus compañeros de partido, y sobre todo de su secretario general y pareja, al que ha mirado pocas veces durante su intervención. Después de su discurso, se ha fundido en un fuerte abrazo con él.

Han sido muchas horas preparando juntos los discursos que hoy acaparan la actualidad. Ese trabajo en equipo, esas largas noches discutiendo sobre cuál era la mejor palabra para definir cada cosa, se ha notado en sus intervenciones. "¡Qué vergüenza!" han repetido varias veces los dos en sus discursos contra Rajoy. 

Con una 'vergüenza' de otro tipo intentan ocultar su vida privada que, irremediablemente, ha saltado a la luz. Iglesias y Montero conviven en un chalet de Rivas Vaciamadrid (Madrid) donde alargan las horas que echan en el Congreso y en la sede de su partido.

Celosos de su intimidad, los fotógrafos tan solo consiguieron arrancarles una foto de un sentido beso el pasado febrero, tras el Consejo Ciudadano de Podemos. Son una pareja que vive entregada a la política. Precisamente su indignación contra las políticas del Partido Popular es lo que les unió y lo que mantiene viva su relación, como a los protagonistas de la serie 'House of Cards', Frank y Claire Underwood, que tanto gusta al secretario general de Podemos.

Irene Montero y Pablo Iglesias se abrazan tras la intervención de la portavoz.

Irene Montero y Pablo Iglesias se abrazan tras la intervención de la portavoz. Gtres

Los dos han superado momentos duros en los últimos tiempos tanto en su partido como en la intimidad. En los inicios del movimiento, no se hablaba de una pareja, sino de un núcleo encabezado por Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón e Irene Montero. Se habló abiertamente en algunos medios de la relación sentimental que la portavoz de Podemos tuvo con su predecesor en el cargo, Íñigo Errejón, que ha tenido que dar un paso atrás tras las primarias en su partido.

Por su parte, Pablo Iglesias estuvo durante años con la diputada de Izquierda Unida Tania Sánchez, con la que rompió su relación poco antes de empezar con Irene Montero y que ahora es la vecina de ambos en Rivas. La política ha acabado dentro de Podemos a pesar de que negó varias veces que fuera a hacerlo y parece no guardar rencor ni a Iglesias ni a Montero por su noviazgo, pues hoy mismo alababa a Montero en Twitter.

El mensaje de Tania Sánchez en Twitter.

El mensaje de Tania Sánchez en Twitter.

TERCERA MOCIÓN DE CENSURA DE LA ESPAÑA RECIENTE

Desde las elecciones de 1978, España solo ha vivido dos mociones de censura y ambas fracasaron. La primera, la plantearon los socialistas Alfonso Guerra y Felipe González contra Adolfo Suárez. En aquellos años, el papel de la mujer en la política no era ni comparable a la muestra de fortaleza que hoy ha mostrado Irene Montero. 

Probablemente, mientras Guerra y González defendían su moción de censura contra Suárez, sus mujeres, Carmen Reina y Carmen Romero, estarían en casa, siguiendo sus intervenciones por televisión. Tampoco fue una mujer quien alentó la segunda moción de censura de la democracia reciente en 1987 ni quien la defendió en el estrado. 

En aquel caso fue Hernández Mancha, de Alianza Popular, quien inició la campaña por la moción de censura contra González (que gobernaba con mayoría absoluta). Como él no era diputado, tuvo que ser su compañero de partido, Juan Ramón Calero, quien la defendió ante una cámara de mayoría socialista.