'REFLEXIONES DE UNA RUBIA'

Vanesa Romero sin un pelo de tonta: "Gracias a lo que pasé, como el acoso escolar, soy la persona que soy"

Entrevista: "A mi pareja no le exijo nada, cuando algo fluye, fluye" / "Sigo soñando en que el amor para toda la vida existe, soy una romántica" / "Que a Brad y Angelina les vaya mal no quiere decir que al resto también" / "En el amor, a día de hoy, estoy contenta y feliz".

Vanesa Romero charla con EL ESPAÑOL de sus inseguridades, sus trucos de belleza y su esperanza en el amor.

Vanesa Romero charla con EL ESPAÑOL de sus inseguridades, sus trucos de belleza y su esperanza en el amor.

  1. Actrices
  2. Televisión

Si hace unos meses nos hubieran planteado tener una entrevista con Vanesa Romero (38 años), quizá en nuestra lista de preguntas solo hubiera habido cuestiones acerca de su faceta de actriz y mucho sobre moda, belleza y truquitos para estar estupenda. Pero hace poco más de una semana esos asuntos superficiales quedaron en un segundo plano al conocer el interior más profundo y personal de la intérprete. El jueves 15 de septiembre salía a la luz su primer libro, Reflexiones de una rubia, toda una guía para cultivar nuestra autoestima y encontrar el rumbo hacia la felicidad.

Solamente cuatro días después de ponerse a la venta en las librerías, la 'biblia de consejos' de Vanesa se ponía en marcha con su segunda edición debido al éxito rotundo de su salida al mercado. Por este motivo, JALEOS decidió conocer más de la intrahistoria que se esconde tras esas reflexiones y nos citamos con su autora en un lugar especial, que transmitiera paz y tuviera los detalles necesarios para estar a gusto con nosotros mismos, tal y como refleja el libro de Romero.

El Hotel Barceló Emperatriz nos abrió sus puertas y nos acogió en sus bonitas terrazas y salones para charlar con 'la rubia' más solicitada de la temporada. Vanesa aparecía vestida con una elegante chaqueta de estilo militar, a primera vista podía parecer toda una declaración de intenciones, una alerta, que unido a su espectacular físico imponente y su altura - 1'71 más tacones - hacían que te pensases las cosas dos veces antes de hablar. Pero nada más lejos de la realidad, enseguida comprobamos que se trata de una chica dulce y cercana, como su chaqueta, que debajo de esa apariencia militar escondía un forro interior de color rosa chicle.

Está en plena promoción de su primer libro... Si echara la vista atrás, ¿se veía de autora en algún momento?

No, la verdad es que no (risas). De pequeña escribía cuentos y me gustaba dejar volar la imaginación, pero jamás pensé, aunque lo tenía ahí como un sueño, que en un futuro podría cumplirlo. Pero a esa edad no sabía cómo podría llegar a conseguirlo. Y a medida que fui escribiendo el blog de Reflexiones de una rubia, que es de ahí de donde parte todo, empecé a notar el feedback de la gente que me pedía más más y más. Me preguntaban continuamente cosas, qué hacía para tal, cómo podía hacer cual... Y siempre cuento mi punto de vista positivo sobre el mundo y el cómo ha cambiado mi percepción sobre las cosas. Entonces me dije 'por qué no escribir un libro donde plasme mis vivencias, el cómo he conseguido vivir todo eso' y al final ahí está, es como mi manual de vida.

¿Pretende reivindicar algo acentuando el hecho de que lo escribe 'una rubia'?

No, realmente fue porque hace poco más de 4 años surgió el blog del mismo nombre, y cuando lo creé fue algo gracioso, porque siempre se habla mucho de las peculiaridades de las rubias, pero en su momento fue pensado como algo divertido. Soy una persona que la vida me la tomo con bastante sentido del humor y entonces quería algo que siguiera esa línea para el blog. Entonces quise continuar con el mismo título para el libro porque la gente que ya me seguía lo iba a identificar.

Vanesa Romero irradia alegría con la publicación de su primer libro.

Vanesa Romero irradia alegría con la publicación de su primer libro.

Habla de que es muy positiva, pero narra en su libro una situación oscura, que fue el acoso escolar que sufrió de adolescente. Viéndola ahora cuesta creerlo...

Claro, me conocéis ahora y veis lo que soy actualmente, pero todos tenemos un pasado, yo creo que todos los seres humanos somos prácticamente iguales en ese sentido: pasamos por las mismas emociones, todos tenemos nuestros miedos, nuestras inseguridades... Yo también he pasado por fases buenas, malas, regulares...Y bueno, cuando era jovencita lo tenía todo para ser feliz: una familia que me adoraba, era estudiosa, atleta...lo tenía todo pero por algo interno no lo conseguía y no sabía por qué. Surgió esa inquietud y no me conformé con quedarme así y quise investigar y gracias a todo aquello que me pasó, como el acoso escolar, soy la persona que soy hoy en día. Ya tengo todas las herramientas que he ido buscando en todo este camino para conseguir sentirme a gusto conmigo misma. Todos deberíamos ser felices porque ese es nuestro estado natural.

Raquel, su personaje en La que se avecina, está un poco perdida en la vida...¿le recomendaría este libro?

Yo se lo recomendaría a todo el mundo. Creo que es un libro para tomar conciencia y ojalá que la gente cuando lo tenga en sus manos vea una puerta hacia un posible camino hacia la felicidad. Y para la persona que es feliz simplemente le serviría a modo de recordatorio, porque muchas veces por la vorágine del día a día, del ajetreo de la rutina perdemos el rumbo y no sabemos ni dónde estamos, y este libro ayuda a asentarse y retomar el sendero de la felicidad.

¿Y qué hay de su faceta de atleta? ¿Dónde quedó la chica que soñaba con vivir del atletismo?

Soy la misma, simplemente he madurado y he mejorado ciertas facetas, pero sigo siendo la misma persona, con matices, pero soy igual que antes, sobre todo en cuestión de valores. He ido trabajando aspectos, pero la educación y valores que me ha inculcado mi familia siguen intactos.

Hablábamos de su faceta deportiva, pero también la hemos visto en la moda y por supuesto como actriz y ahora embarcándose como autora, ¿con cuál de ellas se queda?

No puedo descartar nada, todo soy yo. Me quedo con todo porque de todo he aprendido, tanto para lo bueno como para lo malo. Es verdad que en su día decidí apostar por la interpretación y esa era mi pasión, pero a medida que he ido abriendo puertas he descubierto otras facetas que me llenan también y el hecho de compartir todo este proceso, de escribirlo, es algo que he hecho desde pequeña porque siempre me interesó la escritura.

¿Tenía algún referente que le diese la fuerza que buscaba o que viese en él esa fuerza que ansiaba tener?

Tu referente siempre son tus padres, la gente que quieres, los que están a tu lado. Ellos son los que te dan fuerza y en los que en los malos momentos encuentras un apoyo, un aliado. Pero luego es verdad que es un camino que tiene que recorrer uno mismo y es el enfrentarse a la vida, con nuestros miedos e inseguridades incluidos. La gente que te quiere te puede tender la mano en un momento dado, pero depende de nosotros mismos el cambiar las cosas y nuestra percepción sobre ellas.

Una chica que se ha exigido tanto en la búsqueda de la felicidad, ¿exige tanto en la búsqueda del hombre perfecto?

No es que me haya exigido a la hora de buscar la felicidad, simplemente me dejé llevar por mi instinto, veía algo ahí que no estaba bien y que había que cambiarlo y buscaba encontrar la solución a un problema porque pensaba que la vida no era eso que estaba viviendo, y así fue. Y a las personas, o a la pareja, no les exijo nada, he aprendido a no exigir nada. Es una relación de dos personas y una no puede decir a la otra lo que debe o no debe hacer. Es un asunto de dos y al final cuando algo fluye, fluye, y cuando no fluye, por mucho que queramos, no va a cambiar. Así que cuando las cosas están bien hay que seguir caminando juntos y el día que se tengan que romper los caminos e ir cada uno por su lado, pues se tendrá que acabar. Pero yo a día de hoy estoy contenta y feliz.

La actriz posa sonriente en el Hotel Emperatriz.

La actriz posa sonriente en el Hotel Emperatriz.

¿Diría entonces que este es el momento más feliz de su vida?

Sí, estoy en un momento muy bueno, muy positivo. Satisfecha, en una etapa de compartir mis cosas, porque tenía esa necesidad. Es un momento muy dulce para mí.

En el libro podemos conocer su interior, pero ¿qué hay de su exterior? ¿Cómo se cuida?

Soy una persona a la que le gusta cuidarse. Soy macrobiótica desde hace mucho años, no lo hice porque quisiera adelgazar, simplemente es un estilo de vida. Somos lo que comemos, ese es mi lema, y entorno a él gira mi rutina. Cuido mi alimentación, intento llevar una dieta equilibrada dentro de un orden; creo que es importante el ingerir buenos alimentos que te den energía para poder rendir en el día a día. Y a nivel estético, me gustan mucho las cremas e intento descansar, aunque a veces con tanto ajetreo sea casi imposible. Pero lo que sí hago es que intento resetear un ratito todos los días y limpiar la mente para encarar el día siguiente de una manera fresca y positiva.

En su canal de Youtube ya nos ha sorprendido con 25 vídeos muy divertidos, ¿qué más nos tiene preparado?

¿25 vídeos ya? ¡Madre mía! Estoy en una etapa de dar y que la gente me conozca. Simplemente compartir mi mundo. Porque uno puede compartir un tutorial de belleza en el que decimos cómo nos peinamos, cómo nos pintamos... pero tampoco damos las pistas ni las claves de, a lo mejor, cómo poder hacer para que nuestra alma esté tranquila o para que uno se sienta a gusto, y por qué no compartir esas cosas también. Poder preguntar 'cuando tú has estado mal, cuándo has tenido miedo, ¿qué has hecho?', pues eso es en lo que se basa este libro. Y en el canal de Youtube igual, las personas conocidas podemos ayudar a mucha gente desde nuestra posición y necesito sentir que la gente me nota cercana, como soy yo. No tengo reparo en enseñar el salón de mi casa o cuáles son los animales que me acompañan, porque quiero que me conozcan a mí, que vean más allá de un personaje, que conozcan a Vanesa, porque quiero mostrarme tal y como soy al mundo.

¿Se atrevería con un segundo libro?

La verdad es que no lo sé. Solo quiero disfrutar este proceso, que además acaban de avisarme que ya va por la segunda edición y se publicó hace 4 días, así que ha sido una locura. Estoy como en una especie de nube. Pero es que se basa en meterme en un proyecto al cien por cien, desnudar el alma porque al fin y al cabo es abrir tu corazón, y siempre con la intención de ayudar, porque ese era el principal objetivo. Y cuando te cuentan que la acogida va viento en popa, te emocionas y en este caso, ojalá que el libro ayude a un montón de personas. Lo del segundo libro, ya veremos, quiero disfrutar este, y además no soy de proyectarme excesivamente en el futuro.

Vanesa insiste en expresarnos que la felicidad está en nuestras manos.

Vanesa insiste en expresarnos que la felicidad está en nuestras manos.

Y a modo de opinión, ¿cómo ha reaccionado ante el divorcio de Angelina y Brad Pitt? ¿se puede seguir creyendo en el amor después de esto?

¡Claro que hay que creer en el amor y hay que ir en busca de él! Cuando aparece el amor, aparece, e igualmente puede desaparecer. Es honesto decir, cuando las cosas van mal, que se cierra una etapa de esa relación y ahora les tocará vivir otra nueva, y si es por separado, pues adelante; pero que a unos les vaya mal no quiere decir que al resto nos tenga que ir así. Yo sigo soñando en que el amor existe para toda la vida y seguiré así, soy una romántica.

Vanesa Romero está triunfando como actriz en televisión con la serie La que se avecina y también lo hace encima del escenario con la obra de teatro El clan de las divorciadas. Pero además del arte dramático, la joven rubia sabe cómo cautivar a los flashes de las cámaras y cómo pisar la pasarela de moda, por eso hace unos días fue la encargada de cerrar el desfile del diseñador Hannibal Laguna (48) en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Desfilar y posar no es lo único en lo que se ha implicado en el mundo de la moda sino que además se estrenó como diseñadora de complementos para la firma Namdalay. Creó pañuelos y joyas para la marca, inspirada en los años 80 y 90 y en su filosofía de vida personal, basada en encontrar "la estrella que todos llevamos dentro, cultivar nuestra luz, nuestra verdad y buscar la felicidad y la esperanza". Este es un lema que lleva por bandera desde que se inició en el proceso de madurez y en la conciencia de su crecimiento interior, un argumento vital que expresa paso a paso en su libro Reflexiones de una rubia en el que no deja de insistirnos en que busquemos la felicidad, porque únicamente está en nuestras manos.