CONTRA EL RACISMO

Estos son los negros famosos de EE.UU. que se han movilizado contra los abusos policiales

 Jugadores profesionales se niegan a levantarse con el himno y los famosos se suman al #blacklivesmatter.

Beyoncé y su marido el rapero Jay Z

Beyoncé y su marido el rapero Jay Z

  1. Abusos policiales
  2. Racismo
  3. Eva Longoria
  4. Lady Gaga
  5. Halle Berry
  6. Kim Kardashian
La violencia policial que los representantes de la población afroamericana denuncian desde hace meses en EEUU no va a menos. Los últimos incidentes acaecidos en la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, que ha tenido que declarar el estado de emergencia ante las protestas por el tiroteo de un ciudadano negro desarmado, ha sido el último episodio de una historia de abusos que ha indignado también a famosos y deportistas, salpicando incluso al venerado himno americano.Hasta ahora, lo habitual era que tras cada tiroteo que costaba la vida de una persona negra, las celebrities de esta raza mostraran su indignación en las redes sociales. Halle Berry (50 años), Kim Kardashian (35) o Solange Knowles (30) son algunas de las estrellas que se sumaron a las quejas en Twitter tras las muertes de los últimos meses.Sin embargo, han sido las estrellas de la NBA y la NFA, las ligas nacionales de baloncesto y fútbol americano, quienes dieron el paso más sonado. Colin Kaepernick (28), el futbolista afroamericano del equipo San Francisco 49ers, desató la polémica al negarse a ponerse en pie mientras sonaba el himno nacional en el estadio. 
El futbolista Colin Kaepernick

El futbolista Colin Kaepernick

Esta puede ser considerada por muchos unas de las mayores afrentas que se le pueden hacer a EEUU. Sin embargo, explicó que era su forma de protestar y que seguiría haciéndolo mientras en su país no se respetaran los derechos de la población negra.Este movimiento contra los abusos policiales ha sido contagioso y ha ido extendiéndose entre más deportistas profesionales No obstante, también se ha ido moderando y ahora consiste en arrodillarse mientras interpretan el himno, en lugar de quedarse sentado.Otros, en cambio, eligen las redes sociales para manifestar su rechazo. Russell Westbrook (27), del Oklahoma City Thunder de Baloncesto, retuiteó el martes las palabras de un pastor que denunciaba cómo el sospechoso de los últimos atentados con bombas en Nueva York solo fue "rozado con una bala y arrestado" mientras el hombre con problemas con su vehículo en Tulsa, que desencadenó los incidentes de Charlotte, recibió un tiro pese a estar desarmado.
Otros nombres como Rajon Rondo (30), de los Chicago Bulls; Chris Paul (31), de Los Angeles Clippers, o Nick Young (31), de los Lakers, han enviado mensajes en el mismo sentido.
En cuanto a las celebrities, figuras como la televisiva Kim Kardashian mostraba hace unos meses en su blog su preocupación por el grado de tensión racial que estaba alcanzando EEUU. "Quiero que mis hijos crezcan sabiendo que sus vidas importan". Además, usó su cuenta de Twitter para difundir varios mensajes con la etiqueta reivindicativa #blacklivesmatter, (las vidas de los negros importan), que se ha popularizado desde que comenzaran a denunciarse este tipo de abusos.
Kim Kardashian con su hija en brazos

Kim Kardashian con su hija en brazos

Lady Gaga (30), Jay Z (46), Zac Efron (28), Olivia Wilde (32), Beyoncé (35) y muchos otros famosos, con independencia del color de su piel, apoyan esta campaña. Precisamente la hermana de ésta última, la cantante y actriz Solange Knowles, ya salió a la palestra llamar la atención sobre este problema: "Cinco padres en las últimas tres horas que me han escrito diciendo que sus hijos les han preguntado. ¿Voy a morir?".
La oscarizada Halle Berry también ponía el acento en el futuro de sus hijos y animaba a la gente a movilizarse: "No seáis un mero espectador, salid fuera y encontrad la forma de hacer un cambio en paz".
La actriz Halle Berry con sus hijos

La actriz Halle Berry con sus hijos

El último de los casos trascendió esta semana. La Policía dio el alto a un hombre que permanecía junto a su vehículo parado en una carretera de Tulsa (Oklahoma). La víctima, Terence Crutcher, caminó hacia su furgoneta siguiendo instrucciones policiales, con los brazos en alto y de espalda a los agentes, cuando recibió un disparo.