MÁS LIBERADA QUE NUNCA

Sandra Barneda: "Me casaron y nunca me casé"

La presentadora estrena nueva etapa de 'Hable con ellas' como única superviviente del formato. Llega en la que asegura que es su mejor etapa: los 40.

La presentadora Sandra Barneda.

La presentadora Sandra Barneda. Telecinco.

  1. Telecinco
  2. Sandra Barneda

Sandra Barneda (40) ha cambiado. La presentadora ahora es mucho más cercana, menos cerrada y más dispuesta a decir lo que piensa sin miedo a que sus palabras puedan ocupar titulares. "Son los 40", dice, cumplidos el pasado mes de octubre. Una actitud que le vendrá muy bien en la nueva etapa de Hable con ellas que estrena este domingo. Ella es la única supervivientes del primer elenco del programa, pero tiene la intención de hacer rotar el bastón de bando entre el resto de sus compañeras. 

"Cuando era pequeña mis padres tenían una taza para los cepillos de dientes donde ponía en inglés que la vida empieza a los 40. Yo le preguntaba a mi hermana que no entendía nada. Me quedó marcada y siempre pensé que los 40 serían mi década", declara la presentadora. Dicho y hecho. A pesar de haber llegado a Telecinco de cuclillas, se ha convertido en uno de los rostros más fuertes de la cadena. 

Estoy hasta las narices y no me voy a callar nada

Ahora, metida de lleno en el mundo del entretenimiento, su visión del qué dirán ha cambiado bastante. "He empezado una década de los 40 no combativa pero sí que estoy hasta las narices y no me voy a callar nada. Al final, para que te critiquen, que lo hagan. A lo es que estoy empezando ya con los calores", dice, sobre el hecho de no callarse ya nada en las redes sociales o delante de una cámara. 

"Me da un poco igual el qué dirán. Lo que no me da igual es lo que yo piense de mí misma. La vida es muy corta", señala. Sobre si esto afectará a su papel en el programa Hable con ellas, la presentadora considera: "No es que vaya a ser cañera, pero no me voy a callar. Me coartaba a mi misma buscando la perfección y la exigencia. Ahora se me dispara y me da igual". 

Entre las cosas que ha cambiado de Sandra Barneda está el hablar de su vida personal sin miedo a las posibles repercusiones. Ahora reconvertida en un rostro muy significativo para el colectivo LGTB, Barneda no tiene miedo en hablar de armarios. "No me gustan mucho las bodas", dice cuando le preguntan sobre la de Rocío Carrasco (a la que asistirá). "Me casaron y no me he casado nunca. Nunca se sabe. A lo mejor por rebeldía a los 50 me caso", contesta entre bromas. Se refiere a los rumores de boda que hubo entre ella y la reportera Tània Sàrrias (Caiga quien caiga). Ahora no tiene miedo a contestar. 

Barneda en la presentación de

Barneda en la presentación de Telecinco

Su mejor época profesional

Se siente afortunada en su trabajo. Después de haber presentado los debates de GH VIP y de Supervivientes, la presentadora se queda sin vacaciones al frente de Hable con ellas. A pesar de trabajar en estos meses de calor, ella asegura que no se puede quejar. "Trabajo, como mucho, dos días a la semana. Con eso lo digo todo", comenta. "El mundo de la tele es muy intenso. Hay presión. Pero hay que ser consecuente con lo que es un trabajo, y es que trabajo dos veces a la semana", declara la catalana. "Lo que tensa y lo que estresa es no tener trabajo y llegar a casa y sentirte muy frustrado por ti porque el trabajo te reconoce". 

"Me hice periodista por eso, por la curiosidad. No sólo por la alta política, sino también para estar en el entramado de nuestra sociedad", responde a quien critica que se haya metido en el entretenimiento. "Llevo 21 años en esta profesión y me encanta la calle. Me pone la calle. Me pone hablar con la gente", asegura. Eso sí, dice que si Telecinco hace alguna vez un reality de políticos se pide presentarlo. 

En el primer programa de Hable con ellas todas las miradas estarán puestas en Alba Carrillo. El día que se hubiese celebrado su primera aniversario de boda, la ex de Feliciano López lo celebra con su primera entrevista en televisión de la mano de sus propias compañeras de programa. "Alba a veces no tiene límite, pero eso es muy bueno. Va a ir creciendo en ese sentido. He visto una agudeza que en un momento determinado te la suelta y sorprende", declara Sandra Barneda sobre su recién estrenada compañera.