La reina Sofía y su hermana Irene disfrutan de la procesión del Cristo de la Sangre en Palma.

La reina Sofía y su hermana Irene disfrutan de la procesión del Cristo de la Sangre en Palma. Redes sociales

CON SU HERMANA IRENE

La reina Sofía se vuelve campechana: su faceta nunca vista en Palma de Mallorca

La monarca emérita y su hermana han vivido una Semana Santa sencilla: se han mezclado entre el pueblo para ver las procesiones en primera fila y han callejeado por la ciudad y por las tiendas. 

Lara Fernández

La reina Sofía (78 años) ha decidido mostrar su lado más campechano esta Semana Santa en Palma de Mallorca, una faceta hasta ahora sólo vista en el emérito Juan Carlos (79). 

La madre de Felipe VI ha sorprendido a propios y extraños durante su estancia en Marivent, en la que se ha dejado acompañar, como suele ser habitual, de su hermana Irene (74), Pecu para los más cercanos. Ambas han paseado por las calles de la ciudad, han disfrutado de jornadas de compras en unos conocidos grandes almacenes y, lo que ha llamado más la atención de los palmesanos, ha presenciado algunas de las procesiones más célebres de la Semana Santa de Palma a pie de calle, en primera fila, detrás de la valla y con la cámara en la mano.

Así la han retratado algunos de los ciudadanos, que descubrían con asombro que la persona que estaba a su lado, o justo enfrente, era la reina Sofía. La madre del actual rey de España acudió varios días a las procesiones de Semana Santa con su hermana. Lo hizo el jueves, para presenciar la llegada del Cristo de la Sangre desde las puertas de un céntrico establecimiento. Un día después repitió actividad, esta vez para celebrar la Pasión del Señor y rodeada de un número mucho mayor de personas, que se agolpaban en las vallas. La monarca emérita aprovechó asimismo para realizar algunas fotografías de la procesión.

Ya el sábado, la esposa del rey Juan Carlos quiso preparar la inminente visita de los reyes y sus hijas y acudió, también junto a su hermana, a unos conocidos grandes almacenes. Allí se dejó ver curioseando entre los diversos departamentos, sobre todo en la zona de joyería y de carteras de mano. Su hermana, por su parte, se interesó más por los productos tecnológicos.

Dos días después, la reina Sofía daba la bienvenida a su hijo, su nuera y sus nietas. Los reyes Felipe (49) y Letizia (44) daban por finalizadas sus vacaciones privadas en un destino desconocido para acudir, junto a la princesa Leonor (11) y la infanta Sofía (9) a la tradicional Misa de Pascua en la Catedral de Palma

Desde que Felipe VI fuera proclamado monarca, ninguno de los cinco ha faltado a su cita, al contrario que el rey Juan Carlos, quien acudió por última vez al acto en 2014, justo dos meses antes de anunciar su abdicación.