Un repartidor de Glovo saliendo de un establecimiento.

Un repartidor de Glovo saliendo de un establecimiento. Glovo

Tecnología

Bolt y Glovo siguen operativos en Ucrania con la máxima seguridad y foco en el reparto de alimentos y medicación

Las plataformas de 'delivery' evalúan en tiempo real el impacto de la invasión de Rusia y adoptan medidas de apoyo a sus empleados en el país. 

8 marzo, 2022 03:35

Noticias relacionadas

Las plataformas de 'delivery' con presencia en Ucrania han decidido mantener operativo en la medida de lo posible su servicio de reparto en el país pese a la invasión de Rusia. Una actividad que se realiza garantizando en todo momento la máxima seguridad de sus trabajadores y enfocada en atender las necesidades más urgentes que pueda tener la población, como el reparto de alimentos o medicinas. 

Compañías como Glovo y Bolt llevan desde el inicio del conflicto analizando la situación en Ucrania en tiempo real para adaptar su oferta y su forma de trabajar; apoyar a sus empleados, facilitándoles incluso la salida del país; o poner en marcha distintos programas de ayuda social a la población.

En el caso del Glovo, la compañía paralizó totalmente su aplicación y sus operaciones el pasado 24 de febrero en el momento en el que se inició la invasión de Rusia. Posteriormente, retomó su actividad en aquellas zonas en las que ha sido posible garantizar la máxima seguridad de sus repartidores.

Según explica un portavoz de Glovo a EL ESPAÑOL-Invertia, a día de hoy la compañía está operando en 20 de las 40 ciudades en las que ofrecía servicio antes de iniciarse el conflicto, pero incide en que evalúa la situación del país "en tiempo real" para adoptar las decisiones que sean necesarias.

En esta misma línea, un portavoz de Bolt señala a este diario que antes de que se produjera la invasión de las tropas rusas operaba en 33 ciudades de Ucrania y afirma que siguen haciendo "lo posible" para seguir prestando servicios en esas localidades.

Alimentos o medicinas

Sin embargo, el servicio que prestan estas compañías no es el mismo que el de hace unas semanas. Desde Glovo remarcan que en estos momentos está "muy enfocado" en dar repuesta a las necesidades que van detectando en las poblaciones en las que están activas. 

Por ejemplo, detallan que el servicio se está centrado en el reparto de medicinas o de productos de alimentación allá donde sea necesario. E incluso apunta que hay repartidores que están trabajando voluntariamente para atender estos pedidos. 

En este sentido, la compañía ha ampliado su plataforma Glovo Access para proporcionar apoyo humanitario y ofrecer logística esencial en Ucrania y los países vecinos. Esta plataforma permite a la empresa ofrecer su logística al tercer sector, ayuntamientos y cualquier otra empresa social.

En concreto, Glovo detalla que en Ucrania está ofreciendo logística gratuita para ONG y municipios y entregas gratuitas para farmacias activas, al mimo tiempo que busca colaborar con otras organizaciones, especialmente en Polonia y Rumanía. Hasta hoy se han entregado más de 13.000 pedidos en Ucrania desde la invasión.

Apoyo a empleados

Una de las máximas que guían las decisiones que tanto Bolt como Glovo están tomando en torno a sus operaciones en Ucrania es hacer "todo lo posible" para garantizar la seguridad de sus empleados. Por ello, están en contacto permanente con sus compañeros en el país para ofrecerles todo el apoyo posible. 

Asimismo, ambas compañías han ofrecido ayuda para abandonar su ciudad a aquellos empleados que así lo desearan. En el caso de Bolt, la empresa ha dado la opción de trabajar a distancia desde dentro o fuera de Ucrania a sus más de 100 trabajadores y se les ha proporcionado un presupuesto para su reubicación según sus necesidades.

Glovo también ha facilitado la salida del país a los alrededor de sus 200 empleados que tiene en Ucrania, pero la gran mayoría ha decidido permanecer en sus lugares de residencia. A aquellos que se encontraban de viaje fuera de Ucrania se les ha ofrecido la posibilidad de quedarse hasta que haya más claridad en cuanto a las condiciones de regreso. Y a los que han huido a países vecinos se les ha proporcionado alojamiento temporal.

Asimismo, como ya anunció hace unos días Óscar Pierre, consejero delegado y cofundador de Glovo, se ha adelantado el pago de salarios para que los empleados tengan medios económicos ante esta situación de emergencia. Además, también se les ha ofrecido otros servicios como tratamiento psicológico o formación en seguridad. 

Servicio sin comisiones

Por otro lado, Bolt, que también está presente en Ucrania en el sector de los VTC, ha remarcado que sigue haciendo todo lo posible por mantener sus servicios en Ucrania para ayudar al desplazamiento en estos tiempos difíciles y señala que la semana pasada redujo a cero la comisión de todos sus servicios allí.

En esta misma línea, informa de que en los países vecinos Bolt ha incentivado a sus conductores para que acepten viajes en la frontera ucraniana para transportar a los habitantes del país a destinos seguros. En el caso de Bielorrusia, se han suspendido todas sus operaciones.

Sin embargo, estas no son las únicas medidas adoptadas por Bolt, ya que también está donando el 5% de cada pedido que se realiza en Europa a las ONG que apoyan a Ucrania y a sus ciudadanos, incluida la Cruz Roja. La empresa tiene previsto previsto entregar más de cinco millones de euros como resultado de esta iniciativa y este lunes ha hecho la primera transferencia de un millón de euros.

Esto incluye los pedidos de sus cinco servicios (VTC y taxis, alquiler de patinetes y bicicletas eléctricas, entrega de alimentos, servicio de compra en 15 minutos y uso compartido de coches) durante las próximas dos semanas, con efecto inmediato. 

Por otro lado, también informa de que todos los productos producidos en Rusia o asociados a empresas rusas están siendo retirados de Bolt Market, su servicio de entrega de compra en 15 minutos.

Guerra Rusia -Ucrania