Correos Cash: la iniciativa que incluye en el sistema financiero a la España rural

Banco Santander y Correos han puesto en marcha un servicio de retirada e ingreso de efectivo en los 4.675 puntos de atención al ciudadano de Correos, y de reparto de dinero en efectivo a domicilio en cualquier punto de España, que adquiere especial relevancia en las zonas rurales donde no existen sucursales bancarias.

El pueblo de Iznájar, al sur de la provincia de Córdoba, es uno de los 6.000 municipios españoles de menos de 5.000 habitantes -4.461 suman en el censo-, que han sufrido el fenómeno de la despoblación. En esta villa andaluza, por ejemplo, había que recorrer unos diez kilómetros hasta el municipio más cercano para acudir a una oficina bancaria.

¿Por qué? Pues, precisamente, porque ese proceso de despoblación trae consigo la reducción de muchos servicios, como es el caso de los financieros. De hecho, el catedrático de Análisis Económico de la Universitat de València y director adjunto de Investigaciones del IVIE, Joaquín Maudos, señala que "el porcentaje de municipios que no tienen oficina ha aumentado 8,4 puntos, hasta el 52,7%, y el porcentaje de población que vive en esos municipios sin sucursales ha aumentado del 2% al 3%, lo que supone que en la actualidad casi 1,4 millones de personas no tienen acceso a un banco en su lugar de residencia". Hasta ahora.

Dinero ‘a domicilio’

Parte de la responsabilidad social de los bancos y de las administraciones públicas consiste en garantizar la inclusión financiera de todas las personas, y esto incluye el acceso a cajeros automáticos, oficinas y operativa bancaria. Hace unos meses, Banco Santander y Correos llegaron a un acuerdo para participar de manera conjunta en Correos Cash, una iniciativa que consiste en que los clientes de la entidad que residan en zonas donde no haya una sucursal bancaria, como Iznájar, podrán acudir a las oficinas de Correos para retirar o ingresar dinero y, asimismo, los carteros podrán entregar, en cualquier punto de España, dinero en efectivo a domicilio a los clientes que lo soliciten a través de la app del banco.

La iniciativa lleva en funcionamiento desde principios de este año en los 4.675 puntos de atención al ciudadano de la empresa postal.

Salvador Expósito

Salvador Expósito, cliente de la entidad presidida por Ana Botín, es uno de los vecinos de Iznájar que se están beneficiando del servicio, del que destaca la rapidez y también la facilidad de uso de la app: “cuando necesito el dinero entro en la aplicación de Santander y viene al día siguiente a mi casa”.

Su dinero viaja en la furgoneta de María del Mar Ramírez, la cartera rural que cada día peina las pedanías de Iznájar, en un recorrido “de 70 u 80 kilómetros diarios”. Explica que, a través del servicio Correos Cash pueden hacer llegar a las personas su dinero a domicilio.

Este servicio ha sido bien recibido por los particulares, pero sobre todo por los negocios del municipio, ya que “nos está ayudando a agilizar las labores cotidianas que hay que hacer con el banco. Antes teníamos que desplazarnos a la sucursal, cosa que seguimos haciendo para las labores más complejas, pero el día a día lo tenemos muy bien solucionado con la oficina de Correos”, cuenta Jorge Delgado, director del hotel Caserío de Iznájar y también cliente del Santander. Antes, tenían que viajar hasta Rute, que se encuentra a unos 10 kilómetros de distancia.

Banco Santander ofrece este servicio en toda España, pero es especialmente relevante en el caso de los 1.500 municipios de la España rural en los que no tiene presencia física para asegurar que sus clientes mantengan el acceso a servicios financieros básicos, garantizando de este modo la inclusión financiera de las zonas más aisladas.

La España rural, en datos

Según los datos del Banco Mundial, en 2019, el 81% de los españoles vivía en ciudades y, aunque este año debido a aspectos como el teletrabajo se han descentralizado algunas actividades, lo cierto es que la mayoría de oportunidades laborales y educativas se concentran en las grandes urbes.

La despoblación en los pequeños municipios del interior del país ha afectado sobre todo a Castilla y León (que ha perdido el 88% de sus habitantes en los últimos 20 años), Aragón, Extremadura o Asturias. Precisamente, Correos Cash nació para que los que permanecen en la España rural no se queden atrás.

Show more

La ‘despoblación’ de oficinas y cajeros

En 2008 había más de 45.000 sucursales bancarias en España. Pero en 2020 han desaparecido algo más de la mitad: quedan 22.392. Y a pesar de que el mayor número de cierres se da en las grandes ciudades (por la mayor concentración de oficinas), afecta más duramente a las zonas rurales.

  1. Más de la mitad de los 8.131 municipios de España no tienen sucursal bancaria
  2. 1,5 millones de españoles tienen que coger el coche para ir a hacer una gestión a su banco.
  3. Los habitantes de poblaciones rurales deben recorrer una media de 8km para llegar a la sucursal más cercana.