Los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016. REUTERS

Juegos Olímpicos JUEGOS OLÍMPICOS RÍO 2016

Un exnadador niega haber participado en la compra de los Juegos de Río 2016

Popov rechaza las acusaciones del exgobernador Cabral en las que aseguraba que el ruso había aceptado un suborno. 

Noticias relacionadas

El exnadador ruso Alexander Popov, rechazó este viernes las acusaciones del exgobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral de que el excampeón olímpico vendió junto a otros su voto para adjudicar a la ciudad brasileña la sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

"Tengo entendido que para muchos esta noticia de esta mañana ha sido un shock. Especialmente para mí, porque yo no voté por Río", recalcó a la agencia rusa RIA Nóvosti.

Dijo que ahora sus abogados preparan un comunicado oficial. ¿Qué más puedo hacer en esta situación?, se preguntó Popov, quien también dijo que nadie del COI le ha contactado por ahora por esta acusación de Cabral.

El exnadador sostuvo que se muestre "al menos algún tipo de comprobante" del supuesto soborno aceptado. "Entonces sabría a qué banco ir. Alguien al parecer se ha lucrado a nuestra costa", agregó.

Popov, excampeón olímpico y considerado uno de los mejores nadadores de todos los tiempos, es miembro honorífico del Comité Olímpico Internacional (COI) desde 2016, pero entre el año 2000 y 2016 fue miembro del COI.

El jueves, Cabral reconoció en una audiencia que sobornó a miembros del COI con 2 millones de dólares para garantizar que la cuidad brasileña fuera sede de los Juegos Olímpicos en 2016.

El exgobernador, preso por corrupción desde 2016, hizo esta declaración ante el juez Marcelo Bretas, de la 7ª Vara Federal Criminal de Río de Janeiro, que investiga a seis acusados que habrían participado del soborno para garantizar al menos uno de los votos de los delegados africanos del COI.

Esta ha sido la primera vez que el político admitió la compra de los votos de hasta nueve miembros del organismo y apuntó que el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), encarcelado por corrupción desde el año pasado, lo sabía, aunque no participó del esquema, según informaron los medios locales.

El político brasileño acumula penas que superan los 198 años de prisión por diversas condenas que resultaron de la Lava Jato, el mayor operativo anticorrupción en el país, y se enfrenta a una veintena de procesos penales relacionados con asuntos de corrupción.

[Más información: Brasil reconoce la compra de votos para obtener los Juegos Olímpicos de 2016]