TOUS inaugura su archivo-museo para celebrar 100 años de historia

Hace un siglo que la firma de joyería empezó a forjar una trayectoria de éxito, que ahora abre al público a través de un espacio donde exponer y preservar este legado

Más de 4.000 trabajadores, más de 700 tiendas, con presencia en más de 50 países y 100 años de historia. Los números de TOUS representan solo la superficie de una de las firmas de joyería más emblemáticas de España. Son pocas las empresas que alcanzan el centenario, pero esta compañía familiar nacida en 1920, cuando Salvador Tous Blavi, abuelo de la actual generación directiva, comenzaba su andadura como aprendiz de relojero en Montblanc, ha logrado llegar en plena forma.

La llegada de la pandemia trastocó los planes de uno de los años más especiales para la casa. La firma, ante el complejo contexto global, pospuso las celebraciones previstas para el aniversario a lo largo del 2020 pero en el último cuatrimestre del año, ha querido retomar algunas de las acciones más emblemáticas para compartir con su comunidad y clientes la alegría de cumplir 100 años de historia, a pesar de todos los retos que este año ha implicado a todos los niveles. En primer lugar, TOUS presentó en el Festival de Cine de San Sebastián, el pasado mes de septiembre, el documental OSO, que recorre los cien años de historia de la firma. A ello, le siguió la reinterpretación del icónico oso de la marca en colaboración con numerosos artistas y estudiantes de diferentes disciplinas artísticas, cuya obra se puede ver en las tiendas de TOUS alrededor del mundo.

Por último, la guinda del pastel: la inauguración de un archivo-museo tanto físico en su sede de Manresa, como digital con el lanzamiento de la página web que acoge toda la exposición. Un proyecto para la conservación y difusión del patrimonio histórico de la casa en el que la firma ha trabajado durante los últimos cinco años.

El espacio de TOUS Heritage alberga más de mil piezas para explicar la historia de la compañía a través de sus joyas y de muchos otros objetos que las acompañan como “fotografías, clippings de prensa o procedimientos, que nos ayudan a acreditar momentos concretos y a contar lo que atesora el archivo”, cuenta Rosa Tous, vicepresidenta corporativa de la compañía.

Se comparten por primera vez material gráfico y archivos inéditos que sirven para identificar el contexto concreto en el que se crearon las joyas de TOUS a lo largo de su historia. Para Rosa Tous, “estamos abriendo nuestro corazón. Evidentemente la joya es lo que siempre se ha visto y lo que hemos querido que se conociera. Pero detrás de cada colección, de cada una de esas joyas puede haber una historia tremendamente importante. ¿Cómo se hizo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿Tuvo éxito o no?”

En el archivo museo se narra la historia de la familia Tous y el crecimiento en paralelo que fue experimentando la compañía década a década. Pero de esta trayectoria, para Rosa, “lo más importante es que no se cuenta en un orden cronológico sino por valores”. La historia de la compañía tiene en este espacio un hilo conductor que se cuenta a través de sus valores: creatividad, pasión por el cliente, globalidad, trabajo en equipo y compromiso.

Creatividad

El éxito de TOUS ha tenido mucho que ver con la creatividad, desde que Rosa Oriol comenzara a personalizar las joyas de sus clientas y diseñar piezas alejadas de la joyería tradicional del momento: la creatividad ha sido imprescindible para triunfar durante un siglo y seguir renovándose.

El primer momento de brillantez creativa de la firma fue, probablemente, la creación del oso. Nace en 1985, “en el momento de nuestra expansión nacional y cuando mis hermanas y yo nos vamos incorporando a la compañía”. El tiempo lo ha convertido en un icono reconocible en todo el mundo, destaca Rosa Tous, gracias a los clientes: “Mi madre dice que un icono es un icono cuando así lo considera la gente, no la marca”.

“En nuestra casa buscamos hacer cosas bonitas y transmitir emociones”, cuenta Rosa Tous. Y para continuar ese camino, a través de las piezas expuestas en el archivo-museo también se busca “inspirar nuevas colecciones basándonos en colecciones que han existido”.

Pasión por el cliente

Desde el inicio, TOUS quiso lanzar una propuesta personalizada, aconsejando y adaptando las joyas a sus clientas en sus primeros locales. Era una voluntad que nace, según Rosa Tous, “cuando mis padres están empezando y mi madre tiene esa visión de que la sociedad está cambiando y que hay que ofrecer un tipo de joyería que no existía”.

En los años 70, Rosa Oriol instala un pequeño taller en la trastienda de la joyería que regentaba junto a su marido para personalizar joyas a sus clientas y es en ese momento “cuando se da cuenta de que hay que construir un nuevo lenguaje en joyería”, relata su hija.

Era una época de cambio para la sociedad, para las mujeres y para la moda. Había que hacer joyas acordes al nuevo día a día de las mujeres, lo que fue “un momento histórico para la casa y que ha guiado siempre nuestros pasos. Queremos estar para hacer joyas que ayuden a expresar sentimientos, a sentirse bien en todos los momentos de la vida”, determina la vicepresidenta de TOUS.

Globalidad

A mediados de los noventa, TOUS comienza su expansión internacional con la apertura de sus primeras tiendas en Alemania y Andorra, y Japón y Estados Unidos. A partir de entonces, sobre todo desde el año 2000, la globalización de la marca se dispara, “un momento que coincide con el inicio de nuestro empoderamiento como marca de joyería de lujo asequible”. Veinte años después, han cruzado la frontera de más de 50 países.

Sin embargo, TOUS se diferencia de otras grandes empresas globales por haber sabido preservar sus raíces y la artesanía del oficio de joyero. “Creo que lo más importante es seguir transmitiendo lo que hacemos. Al ser una empresa familiar siempre decimos que esto es una compañía que se está haciendo para perdurar. Nuestra intención es seguir estando y nos vamos a continuar reinventado y adaptando, como siempre hemos hecho”, concluye Rosa Tous.

Trabajo en equipo

En la consecución del museo han participado multitud de profesionales de la casa, un “proyecto coral” que entona con uno de los valores capitales y claves del éxito de esta firma centenaria: el trabajo en equipo. Desde las primeras fases del diseño de las joyas, a los artesanos de los talleres, las técnicas de fabricación y hasta el trabajo de marketing. “Cada uno de los departamentos tiene sus propios hitos claves y eso también ha intentado estar reflejado en el proyecto”, señala Rosa Tous.

Además, el archivo se ha puesto en marcha con ayuda de varios documentalistas externos a la casa (Jordi Andreu i Daufí, profesor de la Facultat d’Informació i Mitjans Audiovisuals de la Universitat de Barcelona, y Carmen García Meilán, consultora de gestión documental y Coordinadora docente en Fundació UAB), y en la actualidad cuenta con una técnica de archivo fija, Anna Mas Espinalt. También se trata de un proyecto único porque desde su concepción nace como un proyecto híbrido: un espacio físico donde se exponen las piezas y se guarda el archivo y, al mismo tiempo, existe una página web en la que se ha replicado todo y donde, de forma interactiva, se puede navegar por el museo.

Compromiso

Compromiso familiar, compromiso con los clientes, con los empleados, compromiso con la sociedad y con el oficio de artesano son las huellas que TOUS ha querido dejar en su historia. Ahora, ya pensando en el futuro, desde la firma explican que están avanzando en digitalización y comunicación para poder mantener estas responsabilidades que asumieron hace tiempo.

“Las empresas necesitamos un propósito muy claro y ser transparentes, compartir con toda nuestra comunidad las cosas tal y como son: lo que se está haciendo y cómo se está haciendo para conectar con todos tus públicos objetivos”. Una de las claves será ver “cómo nos relacionamos y acercamos a nuestros clientes en el futuro".

Para TOUS, 2020 ha sido un año muy complejo y de grandes desafíos y a la vez, muy especial por la conmemoración de sus cien años de vida y lo cierra habiendo cumplido una serie de hitos que marcan un punto de partida para su próximas décadas de historia. El museo, a la espera de que las circunstancias sanitarias mejoren y pueda abrir sus puertas de forma presencial, se ha abierto a todos a través de su espacio web, donde es posible recorrer en primera persona la trayectoria de una empresa familiar que deja un inolvidable legado en la joyería.