Volkswagen CC

Volkswagen Arteon, un adelanto del sucesor del CC

  1. Volkswagen CC
  2. Audi A5 Sportback

El Volkswagen CC es la alternativa coupé al conocido Passat. De hecho, en los primeros años de comercialización, de 2008 a 2011, su denominación comercial era Passat CC. La producción de este veterano modelo llegó a su fin hace unas semanas, pero Volkswagen ya lleva tiempo trabajando en su sucesor. 

En el Salón de Ginebra del año 2015, Volkswagen presentó el Sport Coupé Concept GTE, la primera aproximación a lo que podría ser la segunda generación del CC, un prototipo que ya adelantaba los trazos básicos de la renovación de un modelo que, gracias a su atractivo diseño ha cautivado a decenas de miles de conductores. 

Ahora Volkswagen nos presenta el Arteon, que se podrá ver de forma física en el Salón de Ginebra 2017, previsto para el próximo mes de marzo. Se trata de la evolución del Sport Coupé Concept GTE, por lo que se espera una aproximación más real a lo que será el nuevo modelo alemán. 

Parece que Volkswagen sigue apostando por las berlinas coupé, aunque con un estilo aún más refinado que el del anterior CC, que no dejaba de ser un Passat vestido de gala. Con esta nueva propuesta VW quiere alejar ambos modelos, haciendo del Arteon -no sabemos si es su nombre definitivo- su tope de gama hasta la llegada del próximo Phaeton, previsto para 2019. 

El diseño del Arteon muestra unos trazos muy fluidos, con un frontal con especial énfasis en la anchura del conjunto. Los grupos ópticos son estrechos y muy alargados, prologándose generosamente por el lateral, tanto delante como en la parte trasera. Por otro lado, la alargada silueta lateral, combinada por una pronunciada caída del techo, otorga al Arteon una apariencia de coupé GT muy atractiva. 

No se conocen detalles del interior, pero es posible que sea similar al que Volkswagen diseñó para el mencionado Sport Coupé Concept GTE (fotografía adjunta), lo que supondría una vuelta de tuerca al diseño que estrenó en 2014 la octava generación del Passat. 

Con este modelo Volkswagen quiere entrar en la lucha con modelos de corte premium como el Audi A5 Sportback o el BMW Serie 4 GranCoupé, lo que supondría un salto cualitativo en las aspiraciones de la marca, que por otro lado siempre ha aspirado a competir más con marcas premium que con firmas generalistas.