Toyota

Toyota Concept-i: cuando la inteligencia artificial te lleva a tu destino

David Navarro

En Toyota no han querido perderse el CES de Las Vegas, una cita que reune lo mejor en tecnología de cada sector. La marca nipona ha aprovechado para presentar un vehículo futurista que cambiará el rumbo a seguir de la marca. Se trata del Toyota Concept-i, un vehículo que elevará al máximo la relación entre el coche y el conductor, pero en un sentido literal, ya que no hablamos de una dirección más precisa, sino de todo un cerebro artificial a bordo. 

El Concept-i ha sido creado por Toyota en colaboración con el estudio de diseño Calty Design Research, de Newport Beach, en California, y el centro de innovación tecnológica que tiene la marca en San Francisco. En este centro se han encargado de crear una experiencia de usuario óptima, basada en la filosofía denominada Kinetic Warmth. ¿Qué es este tipo de tecnología? Estaríamos ante un sistema de inteligencia artificial que según Toyota "es capaz de anticiparse a las necesidades de los usuarios, inspirar su imaginación y mejorar su vidas".

Con este concept Toyota pretende que nuestro coche en el futuro se relacione más directamente con el conductor y en una forma más evolucionada, siendo incluso capaz de medir nuestras emociones, logrando así ser capaz de conocernos mejor y mejorar nuestra calidad de vida.

El Concept-i incluso será capaz de medir nuestra capacidad de atención al volante, pudiendo intervenir cuando lo considere necesario, ya que contará con conducción autónoma. Para hacer de la conducción más emocionante y segura se incorporan estímulos visuales y táctiles. 

Para que no resulte fría, y sea todo más acogedor, Toyota ha puesto nombre a la inteligencia artificial del coche. Así que en todo momento nos acompañaría Yui, ese asistente artificial que sería capaz de hablar con nosotros y con nuestro alrededor. El coche es capaz de saludarnos al llegar a montar, podrá mandar mensajes a otros conductores tales como cuando vamos a girar o los peligros alrededor, y también mostrará en que modo de uso vamos, tanto si vamos en modo manual o autónomo. 

¿Es gasolina, híbrido, eléctrico? Pues no hay información porque es un concept y no se espera que llegue a ser real en esa misma forma y diseño. Además Toyot pretende mostrarnos un nuevo concepto de conducción o de tecnología, más que un coche en sí mismo. Podría ser el camino a seguir en lo que a relación entre coches se refiere y también con el conductor y el entorno.