BMW

BMW i Inside Future o como sería el interior de una nave espacial en un coche

David Navarro

Aunque no lo parezca, este concept de BMW no está incompleto ni mucho menos. Es lo que ha presentado la marca bávara en el Consumer Electronic Show, el CES 2017 de Las Vegas. Se llama BMW i Inside Future, y es una muestra de lo que representa para BMW el futuro de los interiores de los automóviles. ¿Serán así los interiores de los nuevos BMW? Esperemos que el exterior al menos no, aunque aquí se muestra solo un armazón que sirva de escaparate para mostrar la idea principal. Todo el diseño queda a la vista para apreciar la idea y la tecnología. 

Aunque en los vehículos futuristas con conducción autónoma se prescinde del volante, en el caso del BMW i Inside Future tenemos el volante. Sí, BMW apostará también por la conducción autónoma, pero para alegría de sus clientes estos podrán seguir pudiendo elegir entre conducir ellos o el coche. BMW siempre ha sido una marca que apuesta por el placer de conducir, así que no hubiera tenido mucho sentido que hubiera privado de este placer a los conductores en el futuro.

La intención de la marca bávara con este concepto es la de mostrar su particular visión de lo que debería ser el interior de un automóvil en el futuro. Aunque elijamos que nos lleve el coche, que sigamos teniendo una agradable experiencia en su interior, con más posibilidades y más cómoda, ya que el espacio es mayor, y también la tecnología. 

Uno de esos elementos tecnológicos para mejorar la experiencia es el BMW HoloActive Touch. Se trata de un sistema que lee los gestos que hacemos con la mano, ejecutando una serie de comandos del vehículo, pudiendo modificar el volumen de la radio y otras opciones. Esto ya lo tenemos implantado en el nuevo BMW Serie 5 y en el Serie 7. Ahora sería posible interactuar con la pantalla sin tener que tocarla, viendo en toda su superficie la información que nos muestra.

¿Cómo funciona este sistema? Pues según BMW se trata de una imitación del contacto físico con la pantalla. Tendremos una tablet situada en la consola central que servirá para interactuar. Esta pantalla emitirá una señal de ultrasonidos que emulará el contacto físico del dedo con ella al chocar las onda contra nuestra piel del dedo. Es un sistema con el que lograrían recrear la sensación de contacto que tenemos con un smartphone actual. 

Un elemento llama la atención en este concept, es el enorme Dashboard Display, un salpicadero formado por una gran pantalla que une en una sola pieza el panel de instrumentos con la consola central y el sistema de información y entretenimiento. Con ella se lograría unificar múltiples funciones de visualización e información.