Mercedes GLC Coupé

El Mercedes-AMG GLC43 Coupe apunta directo al BMW X4 M40i

  1. Mercedes GLC Coupé

Mercedes ha presentado la versión más potente de la gama de su modelo SUV medio, el GLC, en su variante coupé. Firmada por su preparador oficial, el Mercedes-AMG GLC43 Coupe se convierte en el perfecto rival del BMW X4 M40i.

Estéticamente el Mercedes ofrece un pack completo muy deportivo, con paragolpes agresivos, llantas de aleación de 19 y 20", taloneras y un equipo de escape con salidas integradas en un difusor, dando buena cuenta de las "posibilidades" de este SUV coupé. 

En el interior, no faltan los asientos deportivos, la instrumentación específica y una decoración racing con molduras específicas con posibilidad de fibra de carbono, costuras en contraste y cinturones de seguridad en color rojo. 

De cualquier manera, donde realmente destaca esta variante AMG es en el terreno mecánico. Su propulsor 3.0 V6 es el mismo que montan otros modelos como el AMG C43, ofreciendo 367 CV. Asociado a una transmisión automática 9G-Tronic de nueve relaciones, transmite la potencia a través de un sistema de tracción total permanente 4Matic. 

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4.8 segundos, alcanzando una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h. De forma similar a la de su máximo rival, el GLC43 también destaca por un equipo de frenos específico, una amortiguación más rígida y una dirección recalibrada para mejorar las sensaciones.