Audi RS3

El Audi RS3 Sedán se estrena en París con 400 CV

  1. Audi RS3
  2. Salón del Automóvil de París

Audi ha presentado en el Salón de París al nuevo miembro de la familia RS, la más deportiva y prestacional de la marca de los cuatro aros. Hablamos del RS3 Sedán, su versión más elegante, con carrocería de cuatro puertas y maneras de auténtico deportivo. 

Este RS3 muestra una imagen muy agresiva, combinada con la elegancia que tradicionalmente caracteriza a Audi. El RS3 es uno de los mejores ejemplos, con un frontal ancho, contundente, pero que tampoco llama poderosamente la atención cuando circula por la calle. 

De cualquier forma, el RS3 ofrece un completo pack estético con llantas específicas, una trasera con un difusor incorporado del que sobresalen dos salidas de escape con terminación ovalada y taloneras laterales. En el interior los cambios son más escuetos, limitándose a unos asientos similares a los que ya monta el Audi S3, detalles en fibra de carbono e inscripciones "RS" repartidas en volante y palanca de cambios. 

En el terreno mecánico, el RS3 Sedán se desmarca de sus rivales con una potencia de 400 CV, lo que le supone, además de ser el compacto más potente del momento, ser el A3 más potente y rápido de la historia. Extraídos del mismo 2.5 TFSI pentacilíndrico que montan el actual RS3, el TT RS y el Q3 RS, el RS3 Sedán supone una vuelta de tuerca más a este fantástico propulsor. 

Está asociado de serie y como única opción a una transmisión automática de doble embrague S-Tronic de 7 velocidades, que transmite la potencia al suelo a través de un sistema de tracción total conectable quattro mediante embrague Haldex de 5ª generación. Con todo este arsenal, el RS3 Sedán acelera de 0 a 100 km/h en unos impresionantes 4.1 segundos, alcanzando una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque en opción el limite se puede "suavizar" hasta los 280 km/h.