Carreteras

El futuro de los radares: tecnología para multar

En el Salón Milipol de París 2015, especializado en seguridad y defensa antiterrorista, se han presentado los últimos dispositivos de control de velocidad.

Así será la tecnología que recaudará en los próximos años.

Así será la tecnología que recaudará en los próximos años.

  1. Carreteras
  2. Transporte por carretera

La tecnología evoluciona a una velocidad vertiginosa, y la tecnología destinada precisamente a medir la velocidad no es una excepción. En el Salón Milipol de París 2015, especializado en seguridad y defensa antiterrorista, se han presentado los últimos dispositivos de control de velocidad.

Mesta Fusion, un radar que controla 32 coches a la vez

Todavía está en fase de desarrollo y no podrá empezar a funcionar hasta, como pronto, 2017. Para entonces podría controlar no solo la velocidad de 32 coches a la vez, sino varios factores más: el respeto de la distancia de seguridad, los semáforos, las marcas viales horizontales o las direcciones obligatorias, y además, identificando en tipo de vehículo de que se trata.

Todo ello, para responder a las demandas del gobierno francés. Todas estas infracciones quedarán inmortalizadas en formato imagen o vídeo y se recogerán en un registro estadístico de infracciones.

Mini Laser Truspeed S, radar de bolsillo

Es el hermano pequeño del famoso radar láser Ultralyte. Pesa solo 450 gramos, menos de un tercio de su antecesor, y es más rápido: su velocidad de reacción es de 0,33 segundos.

Trabaja en dos opciones distintas. La primera permite asociar el dispositivo a un Smartphone, en el que se registra la foto de la infracción y las coordenadas del lugar en el que ocurrió. La segunda opción permite acoplarlo a un teleobjetivo de 300 mm, lo que le hace capaz de leer las matrículas a una distancia de 250 metros, a lo que se suma la capacidad de discriminar el tipo de vehículo. Además, también funciona por la noche. La homologación podría tener lugar a lo largo de 2016.

Drones controlando las carreteras

Las autoridades encargadas de controlar el espacio aéreo francés están trabajando con drones, sobre todo de cara a utilizarlos en accidentes de avión, en escenas de crímenes en zonas en las que tengan que mantener el orden o para controlar las carreteras.

A día de hoy, la gendarmería francesa cuenta con tres aparatos con una autonomía de entre 15 y 30 minutos de autonomía. En 2016 llegarán refuerzos: otros cuatro drones de la marca NX100 de tamaño micro. Caben en una mochila y pesan dos kilos. Son un Pegasus en miniatura: pueden grabar en vídeo infracciones como cambios de sentido prohibidos o la infracción de la distancia de seguridad o de las líneas continuas. De momento, solo se le escapan los excesos de velocidad.

Si tienes curiosidad sobre cómo serán los radares del futuro, te invitamos a que profundices en este tema con un amplio reportaje mucho más detallado. Así será la tecnología que recaudará en los próximos años. Asimismo, si próximamente vas a viajar por carretera en España te facilitamos el punto exacto dónde están todos los radares de nuestras carreteras.

Los radares que nos multarán en el futuro

Todos los radares de España en 2015