Rescate a España II

El BCE supera los 100.000 millones de euros en compras de bonos del Tesoro español

El banco central eleva un 50% su cartera de bonos españoles en lo que va de 2016, martilleando las primas de riesgo.

El presidente del BCE, Mario Draghi

El presidente del BCE, Mario Draghi Efe

  1. Mario Draghi
  2. BCE
  3. Deuda pública
  4. Bonos del Tesoro

Su mano invisible e incansable actúa a diario. Desde enero, el Banco de España, por mandato del Banco Central Europeo (BCE), ha comprado más de 35.000 millones de euros en deuda española, a razón de 194 millones diarios, según los datos del Tesoro. Acumula 106.595 millones de euros en su cartera.

Es la deuda pública española que está en manos de la autoridad monetaria, el equivalente al 13% del total de la deuda emitida por el Tesoro Público, es decir, sin contar el resto de Administraciones como comunidades autónomas o ayuntamientos. Se trata de la deuda registrada (cartera a vencimiento menos las cesiones temporales más las adquisiciones temporales), que en los últimos meses ha coincidido con las compras a vencimiento, es decir, que el BCE aguanta hasta su devolución.

Se trata de una cifra que no ha dejado de crecer en lo que va de 2016, pasando de apenas 71.000 a más de 100.000 al cierre del primer semestre, un 50% más. En los últimos doce meses ha crecido un 116% y un 200% desde enero de 2015. Es el Banco de España el tenedor de estos bonos en nombre del BCE, que en el verano de 2014 puso en marcha su programa de expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés).

Desde el pasado marzo, su ritmo de compra de deuda se eleva a 80.000 millones de euros mensuales, en su mayoría emisiones públicas, aunque 5.000 millones son también bonos privados. Esos más de 100.000 millones de euros son compras a vencimiento, es decir, que el BCE cobrará religiosamente el cupón de estos bonos hasta que se resuelva la deuda. La cifra de 106.000 no incluye los más de 11.000 millones en deuda autonómica y de otros entes públicos que también ha comprado el banco central, según otra estadística reciente del propio BCE.

Récords del Tesoro: vida y tipo medio

La acción del BCE se ha convertido en una apisonadora para las curvas de intereses de la zona euro y, en especial, la española. La prima de riesgo se situó este martes en los 104 puntos, casi un 40% por debajo de su nivel de hace siete semanas cuando el voto británico a favor del ‘brexit’ provocó un estallido de los indicadores de riesgo. Está en niveles de principios de diciembre, lejos de las incertidumbres políticas sobre la formación de Gobierno.

Lejos quedan, eso sí, los más de 600 puntos en que se movió en las horas más oscuras de 2012, año del rescate a España con un crédito extraordinario de 100.000 millones de euros desde Bruselas. El bono español a diez años se ha situado este mes de agosto, por primera vez en toda su historia, por debajo del 1%, mínimo histórico.

Es la cotización en el mercado secundario, pero el Tesoro Público también ha logrado el mes pasado otro récord: la vida media de su deuda viva se situó en 6,89 años, superando los 6,85 años de 2007, su anterior récord. También ha batido su propia plusmarca el interés medio que paga el Estado por toda su deuda, tras caer en julio hasta 2,94%, según los datos del organismo dependiente del Misterio de Economía.

Pero no sólo en España se centran los esfuerzos del BCE. El banco que gobierna Draghi ha comprado deuda pública de los países del euro por valor 955.000 millones de euros hasta la fecha. Si los más de 100.000 millones adquiridos por el Banco de España parecen muchos, no es el principal destino del ‘cañón’ del banco central. El Bundesbank alemán, bajo mandato del BCE, compró deuda alemana (incluyendo bonos autonómicos o regionales) por valor de 225.516 millones de euros, en tanto que el Banco de Francia ha adquirido hasta la fecha 179.160 millones de euros.