Brexit

El Banco de Inglaterra libera a la banca del colchón anticíclico de capital para neutralizar el 'brexit'

El banco central reduce las exigencias de capital a la banca para paliar el impacto del 'Brexit'.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra.

Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra. LONDRES (REINO UNIDO)

  1. Brexit
  2. Banco de Inglaterra

El Banco de Inglaterra (BoE) ha anunciado una batería de medidas de urgencia con el objetivo de facilitar que los bancos británicos sigan concediendo créditos y reducir así el impacto sobre la economía de Reino Unido de la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio. El gobernador del BoE, Mark Carney, ha anunciado la decisión del Comité de Política Financiera de la institución (FPC por sus siglas en inglés) de reducir temporalmente y de manera inmediata al 0% desde el 0,5% actual la exigencia de un colchón de capital contracíclico para los bancos de Reino Unido, con el objetivo de liberar capital de las entidades y elevar su capacidad para conceder préstamos.

La medida, que se mantendrá en vigor "al menos hasta junio de 2017", reducirá las exigencias regulatorias de capital a la banca en 5.700 millones de libras esterlinas (6,730 millones de euros), lo que incrementará hasta en 150.00 millones de libras (177.000 millones de euros) la capacidad de conceder crédito de las entidades. En su informe, el Comité reconoce que "existen evidencias de que algunos riesgos han comenzado a cristalizar" tras el resultado del referéndum y advierte de que la perspectiva actual para la estabilidad financiera de Reino Unido "es difícil".

"Habrá un periodo de incertidumbre y ajuste tras el resultado del referéndum. Llevará tiempo a Reino Unido establecer nuevas relaciones con la UE y el resto del mundo", apunta la institución, que advierte de que "es previsible cierta volatilidad en los mercados y la economía mientras este proceso tiene lugar". De hecho, la cotización de la libra esterlina se debilitaba este martes hasta 1,3113 dólares, su peor cambio frente al dólar desde junio de 1985, mientras que su cambio frente al euro se deprecia a 1,1787 euros, el más débil en dos años y medio.

En este sentido, el Comité del Banco de Inglaterra ha expresado su disposición para actuar cuando considere necesario recurrir a los 'colchones' de capital establecidos durante los últimos años para apoyar el crédito y el funcionamiento de los mercados. La institución destacó que durante los últimos ocho años los bancos de Reino Unido han levantado más de 130.000 millones de libras (153.400 millones de euros) en capital, lo que permite a las principales entidades contar con una ratio Tier1 agregada del 13,5% sobre activos de riesgo.

"El Banco tiene un plan claro y estamos aplicando con rapidez sus principales elementos", aseguró Mark Carney en rueda de prensa, donde defendió que la intervención "está funcionando". No obstante, la institución subrayó que permanece atenta a la evolución de riesgos relacionados con un descenso en el apetito inversor por activos de Reino Unido, el incremento de hogares vulnerables, la perspectiva económica global y una reducción de la liquidez en los mercados financieros.