Clausura su división de equity

Nomura cierra su equipo de análisis en Europa y prepara una oleada de despidos

La decisión forma parte del plan estratégico del banco japonés que presentará el 27 de abril. La plantilla de España se librará de las salidas. 

Inversores ante un cartel de Nomura en Tokio

Inversores ante un cartel de Nomura en Tokio Reuters

  1. Banca
  2. Finanzas
  3. Inversión
  4. Despidos
  5. Empleo

Nomura, el mayor bróker de Japón, ha abandonado definitivamente la cobertura de las empresas europeas, lo que en jerga financiera se conoce como el equipo de análisis de equity. Esta mañana ha realizado los últimos informes de algunas empresas del Viejo Continente, marcado sus últimas recomendaciones y precios objetivos antes de cerrar esta división. En España, por ejemplo, Nomura realizaba la cobertura todas las principales cotizadas, como Santander, BBVA, Telefónica, Repsol, Técnicas Reunidas, Grifols, etc.

Esta es una de las decisiones estratégicas del banco japonés que anunciará el próximo 27 de abril cuando presente definitivamente su plan de futuro. El bróker lleva años intentando hacer rentable el negocio de análisis, que requiere personal muy cualificado y una inversión importante en muchos países europeos. Definitivamente ha decidido tirar la toalla y los resultados se han visto esta mañana con el fin de la cobertura de los valores europeos. El negocio de inversión de Nomura en Europa lleva en pérdidas desde el año 2010 y para este año no se atisba ningún tipo de beneficio, una situación que ha empujado al equipo directivo a tomar esta decisión radical. Nomura va a mantener el equipo que de análisis macroeconómico, que continuará cubriendo la actividad europea, indican fuentes conocedoras de la operación.

Este ejercicio promoverá eficiencias significativas y supondrá un ahorro de costes para Nomura

Nomura Holdings quiere apostar por Asia, donde se encuentra su negocio doméstico, el japonés, y donde están los países emergentes que están más avanzados en el mundo financiero, como China o India. Europa es un mercado secundario y tenía todas las papeletas de ser el primero en caer cuando llegasen los recortes. “Este ejercicio promoverá eficiencias significativas y supondrá un ahorro de costes para Nomura, replanteando las actividades de la firma y redirigiendo los recursos hacia sus áreas de experiencia y hacia sus líneas de negocio más rentables”, explicó la semana pasada Tetsu Ozaki, COO del Grupo Nomura.

Esta decisión provocará el despido de una buena parte de su plantilla de análisis en Europa. El número definitivo de salidas se conocerá cuando la entidad publique su nuevo plan estratégico, pero las cifras que adelantó Bloomberg ascienden hasta el millar de despidos, entre la Unión Europea y Estados Unidos. El banco tiene una plantilla de 45 personas en España que se librarán de los despidos, ya que en Madrid no hay equipo de equity, explican estas fuentes.

Las horas bajas

La banca de inversión está viviendo meses muy complicados. Deutsche Bank y Credit Suisse, dos de los mayores bancos de inversión de Europa, han anunciado importantes recortes de personal y venta de negocios no estratégicos para intentar sobrevivir en un entorno complicado. Nomura sigue sus pasos con esta decisión, a la espera de conocer el alcance de los despidos.

Los tipos de interés tan bajos que hay en el mercado y las elevadas exigencias de capital que han impuesto los reguladores para evitar que se repita un nuevo Lehman Brothers están ahogando a las entidades. En algunos casos, el resultado que están consiguiendo es el contrario al que pretendían: muchos negocios de la banca han dejado de ser rentables. Deutsche Bank, por ejemplo, vivió en 2015 el peor año de su historia con 6.500 millones de euros de pérdidas y, aunque este año limitará estas cifras, seguirá en números rojos.