Abengoa

Los bonistas prestan otros 137 millones a Abengoa en 'condiciones leoninas'

La compañía logra una nueva línea de liquidez urgenre en vísperas de que se cumpla el plazo para reunir los apoyos de, al menos, el 60% de los acreedores para su plan de salvación.

Antonio Fornieles, nuevo presidente de Abengoa.

Antonio Fornieles, nuevo presidente de Abengoa. Efe

  1. Abengoa
  2. Concurso acreedores
  3. Quiebras empresariales
  4. Emisión de bonos
  5. Préstamos
  6. Inversores
  7. Luxemburgo
  8. Energías renovables

Abengoa ha cerrado con los tenedores de bonos de la compañía un préstamo que supone una inyección económica por un importe superior a los 137 millones de euros. La operación, a través de su filial Abengoa Concesiones, usará como garantía un paquete de 14 millones de acciones de Atlantica Yield, filial de Abengoa.

No le saldrá gratis la operación. Este volumen de acciones -valoradas en unos 220 millones de euros- equivale a un 14,3% de la empresa cotizada en EEUU. El fecha de vencimiento del préstamo es el día 23 de septiembre de 2016 y su interés es muy elevado (euríbor más 15%) con un interés de demora del 5%.

Los prestamistas: euríbor + 15 puntos

Los nuevos fondos serán aportados por firmas con sede, en su mayoría, en Luxemburgo, país que se ha convertido en la principal fuente de inversión en España. Entre las firmas que ponen el "nuevo dinero" se encuentran 683 Capital Partners, Arvo Investment, CCP Credit Acquisition Holdings, Lajedosa Investments, Potter Netherlands Coöperatief, SPV Capital, Attestor Capital y Oak Hill.

"Esta nueva inyección de liquidez confirma la confianza de los acreedores en la Nueva Abengoa que comenzará pronto a ser un negocio viable y sostenible capaz de generar valor y beneficios a largo plazo. Nos permitirá afrontar nuestras obligaciones más inminentes con empleados y con suministros críticos", explican fuentes próximas a la empresa. El préstamo a seis meses, además de unos intereses desorbitados, tiene como garantía acciones de Yield valoradas en casi el doble del crédito.

"La inyección viene a reforzar las probabilidades de éxito del plan de viabilidad", valoran en referencia a la reciente hoja de ruta planteada junto a los acreedores y bancos para crear una Nueva Abengoa. El plan contempla la entrada de 1.200 millones de euros de dinero nuevo, la refinanción de otros 550 millones y una serie de desinversiones. El punto de fricción es la quita del 70% sobre la deuda de la compañía que plantean los bonistas y la empresa, lo que se traduciría en cuantiosas pérdidas para el grupo de 6 bancos que soportan su actual deuda.