mercados

México investiga el flujo de ingresos entre Grupo Villar Mir y OHL

El supervisor financiero analiza contratos vinculados entre la constructora y la patrimonial de los Villar Mir.

Grúa de OHL en las obras del Proyecto Canalejas

Grúa de OHL en las obras del Proyecto Canalejas

La CNBV de México -la CNMV mexicana-, que antes de final de mes se pronunciará sobre la contabilidad de la constructora OHL, analiza también las operaciones vinculadas entre Grupo Villar Mir y OHL México de las que no ha tenido conocimiento y, por tanto, no se han hecho públicas al resto de accionistas de la filial cotizada en México.

En concreto, el supervisor analiza los contratos de la construcción del Circuito Mexiquense (Conmex) por parte de Constructora de Proyectos Viales (CPVM) con la sociedad panameña Pacadar, 100% del holding familiar de los Villar Mir. Estas operaciones entre partes vinculadas (OHL y su primer accionista) deben ser comunicados a los reguladores de bolsa en aquellos mercados en los que cotiza. CPVM es la subcontrata con la que OHL construye todos sus proyectos en México y es 100% propiedad de la matriz española.

Pacadar (que en México opera con su filial Mexprepac) produce prefabricados de hormigón para puentes y viaductos para carreteras. En los informes anuales de OHL a la CNMV española sí cobra presencia con operaciones vinculadas en 2014 -el último documento disponible- de poco más de 270.000 euros sobre unos ingresos de 16 millones de euros y unas pérdidas de 4 millones. El Grupo Villar Mir, dueño al 100% de Pacadar, es su vez el primer accionista de OHL con el 51% de las acciones y por tanto, domina de forma indirecta la filial OHL México.

Sobre esta cuestión, la constructora señala: "Ni Pacadar ni ninguna de sus filiales ha contratado nunca nada con OHL México SAB de CV ni con ninguna de sus filiales, por lo tanto no tiene que aparecer en el informe anual de Gobierno Corporativo de OHL México SAB de CV. Lo que Pacadar ha contratado, siempre en condiciones de mercado, ha sido con CPVM, filial del Grupo OHL en México, pero que NO tiene nada que ver con OHL México SAB de CV. Por tanto, los contratos de Pacadar con CPVM o con cualquier otra sociedad del Grupo OHL deben aparecer, en el informe anual de Gobierno Corporativo de OHL SA (España), y sin duda aparecerá, como todos los años".

El holding familiar está dirigido por Javier López Madrid, su consejero delegado, que esta semana ha asistido al portazo del exministro Josep Piqué, consejero delegado de OHL, que alega razones de “gobierno corporativo” y para evitar potenciales conflictos de interés si tiene que salir en defensa de los accionistas minoritarios de OHL, según aseguran fuentes financieras. Piqué ha preferido alejarse de López Madrid, salpicado por escándalos de corrupción y bajo la lupa judicial, que hace un mes envió a la Guardia Civil a su domicilio y despacho en Torre Espacio.

Un expediente crucial

La CNBV prometió presentar “en el primer trimestre de 2016” la resolución del expediente sancionador abierto a OHL por la irregular contabilidad de sus activos concesionales en México. El Circuito Mexiquense (Conmex), una autopista que rodea México DF, es el principal de sus activos en el país, ya que supone dos tercios de su filial de concesiones. Además de OHL, es propiedad al 25% del fondo australiano IMF que lidera Macquarie.

Conmex también es el motor de los resultados del grupo, como se demostró en las cuentas del segundo semestre de 2015. México representa el 16% de los ingresos de OHL, mientras que en términos de Ebitda (beneficio bruto, antes de impuestos y otras tasas) es el 78%. La filial de concesiones de OHL registró en 2015 unos ingresos de 444 millones de euros, un 20% más interanual; mientras que sus ‘beneficios brutos’ (ebitda) bajaron un 1%, hasta 828 millones, prácticamente el doble que sus ventas. Esto ocurre porque la empresa española se anota, además de los ingresos por su actividad en los peajes, el retorno de su inversión en la infraestructura (TIR garantizada), aunque no se trata de una entrada real de efectivo en las cuentas de la empresa, sino un mero apunte contable.

La agencia de calificación Moody’s llamó la atención sobre este hecho al bajar el 'rating' de la compañía de B1 a B2: México, que si bien supone ingentes beneficios desde el punto de vista contable, no se han hecho reales y convertido en efectivo, es decir; se anota los beneficios que obtendrá a futuro. Moody's dijo que el apalancamiento real de la contructora es de 9,6 veces Ebitda/deuda, más del doble el nivel declarado por OHL en sus propias cuentas.

Es el mismo punto de fricción que mantiene con la CNBV mexicana: la contabilización del valor de la obra avalada por el Gobierno regional de México y a la que tiene asignado el carácter de ‘rentabilidad garantizada’. Esto significa que OHL tiene garantía estatal para recuperar lo invertido en la infraestructura (unos 50.000 millones de pesos o 3.000 millones de euros) a través de los peajes de la autopista, además de un tipo de interés anual y la posibilidad de revisar las tarifas conforme a la inflación.

Precisamente, OHL lamentaba en sus últimas cuentas que la caída del IPC en el país azteca. “A pesar de la excelente marcha operativa, la fuerte caída de la tasa de inflación. en México de 2015 frente al 2014 (+2,1% vs. +4,1%) ha reducido de forma muy importante la aportación de OHL México por TIR Garantizada al EBITDA y al beneficio neto del grupo (en 80,2 y 75,6 millones de euros, respectivamente)”, explica la empresa a la CNMV.

Esta cuestión contable deberá ser aclarada por la CNBV en su próximo expediente sancionador, que ya puso también sobre la pista a la CNMV española. Como aperitivo, el supervisor mexicano multó en enero a la auditora Deloitte con 200.000 euros por la información oficial que ha publicado de OHL.