Pymes

Las pymes piden no subir las cotizaciones sociales por ser "un impuesto al empleo"

La patronal Cepyme pide adelantar la aplicación de la reforma de las pensiones de 2011 que llevará a reducir la prestación mensual y reclama que los autónomos coticen más.

Una mujer trabajadora en una fábrica.

Una mujer trabajadora en una fábrica.

  1. Pymes
  2. Pensiones
  3. Cotización a la Seguridad Social
  4. Seguridad Social
  5. Pacto de Toledo
  6. Autónomos

Cepyme, la patronal de las pequeñas y medianas empresas, ha pedido hoy en el Congreso “no cargar en exceso las cotizaciones a la Seguridad Social” ya que suponen “un impuesto a la creación de empleo”. En su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo, Teresa Díaz de Terán, directora de Relaciones Laborales de la Cepyme, ha recordado que la mayor parte de los ingresos de la Seguridad Social se hace con cotizaciones empresariales. “Cuando se hace una nómina, es un coste que hay que tener en cuenta”, ya que la empresa abona el 23,6% de la cotización, mientras que el 4,7% recae sobre los trabajadores.

Para Díaz de Terán, “a la hora de crear empleo, las empresas tienen que contar con pagar esto”, por lo que subir las cotizaciones sería un impedimento a la contratación. La creación de empleo es, según la organización, una de las grandes líneas en las que hay que avanzar para garantizar el sistema público de pensiones. Por este motivo ha reclamado crear “un marco legal que permita crecer a las empresas”.

No hay que cargar en exceso las cotizaciones a la Seguridad Social, ya que suponen un impuesto a la creación de empleo

Esta petición llega en un momento en el que el Gobierno está buscando alternativas para elevar los ingresos del Sistema de la Seguridad Social y la subida de las cotizaciones es una de las ideas que está sobre la mesa.

Además, algunos partidos políticos y los sindicatos han planteado eliminar el tope de cotización, conocido popularmente como destopar, lo que permitiría elevar los ingresos del Sistema próximos a los 8.000 millones de euros que recaería principalmente sobre las empresas. Díaz de Terán ha lamentado que esta decisión “supondría un aumento del coste muy importante para las empresas”, lo que nuevamente influiría en la creación de empleo.

En su lugar, la representante de Cepyme ha reclamado que se incorporen otras vías de financiación a la Seguridad Social que no sean únicamente las cotizaciones. “Una sola vía de financiación es insostenible; aunque toquemos también la vía de las cotizaciones, no vale solo esta vía como financiación”, ha remarcado Díaz de Terán. En su opinión, esto “tiene muchas consecuencias sobre los ciudadanos a la hora de crear empleo y generar actividad”.

Acelerar la reforma de 2011

La Cepyme ha puesto sobre la mesa la posibilidad de adelantar la aplicación de las medidas adoptadas en la reforma de las pensiones del PSOE de 2011 que iban encaminadas a hacer sostenible el sistema incluyendo medidas para rebajar la cuantía de las prestaciones. “Hay que profundizar en la aplicación de la reforma de 2011”, ha señalado Díaz de Terán, “convendría analizar las consecuencias de adelantar estas medidas”.

Según los cálculos de Funcas, esta reforma de 2011 reducirá en un 20% el poder adquisitivo de las pensiones en las próximas décadas, pero Díaz de Terán ha señalado que su propuesta no es rebajar la cuantía de las prestaciones, pero ha reconocido que es “una de las vías que creemos que puede ser efectiva es adelantar esas medidas”.

Hay que profundizar en la aplicación de la reforma de 2011, convendría analizar las consecuencias de adelantar estas medidas

Entre las medidas que ha señalado que podrían acelerarse está la de subir el número de años cotizados para cobrar la pensión máxima de 35 años a 38 años y 6 meses. Este incremento paulatino comenzó en 2013, pero no culminará hasta 2027. Otra de las reformas fue la de elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años y que no terminará de aplicarse también hasta 2027. Díaz de Terán ha reconocido que no han estudiado cuáles serían las implicaciones de anticipar estas medidas, pero “sería conveniente analizarlo”.

Subir las cotizaciones de los autónomos

Díaz de Terán también ha solicitado “converger las contribuciones” de los trabajadores autónomos con los del Régimen General. La cotización media de los autónomos es un 40% inferior, lo que provoca que el Régimen General de los Trabajadores Autónomos (RETA) genere un déficit de 7.000 millones de euros para la Seguridad Social, casi la mitad de los algo más de 16.000 millones de euros de desfase que tiene este año el Sistema.

Hay que tocar varias patas del sistema, no solo hay que actuar sobre el Régimen General

Por este motivo, Cepyme considera que “hay que tocar varias patas del sistema, no solo hay que actuar sobre el Régimen General”. Una de las opciones que hay sobre la mesa es hacer que los autónomos coticen en función de sus ingresos, para que así su aportación al sistema vaya acorde a su situación económica, como el resto de trabajadores. Sin embargo, Díaz de Terán ha evitado recomendar una solución concreta, simplemente se ha limitado a remarcar que “los esfuerzos contributivos tienen que ser proporcionales; es importante que vayan convergiendo en ese esfuerzo otros regímenes de la Seguridad Social”.