Empleo

Las empresas frenan su contratación por la incertidumbre política a mínimos de dos años

El porcentaje neto de compañías que prevé ampliar su plantilla es del 17%, mínimo desde 2014.

Una frutería en Sevilla

Una frutería en Sevilla Reuters

  1. Empleo
  2. Trabajo
  3. Tasa de paro
  4. Desempleo
  5. 26-J
  6. Política

Un país con una tasa de paro de casi el 21% está para pocos experimentos. En España el experimento político dura ya más de medio año y el escenario, lejos de aclararse tras las elecciones del 26-J, sigue tan incierto como antes. Las empresas no son ajenas a este escenario que ya está afectando a la contratación. La expectativa de contratación de las empresas para los próximos meses está en su nivel más bajo de los últimos dos años, según los datos de la encuesta de Expectativas de Negocio que elabora cada cuatro meses Markit (esta encuesta se realizó entre el 13 y el 28 de junio).

En concreto, el porcentaje neto de empresas que prevé contratar en lo que resta de año, esto es, las que pretenden aumentar su plantilla menos las que van a reducirla, ha caído hasta el 17%. “La amenaza clave para las previsiones económicas es la inestabilidad política”, explica Markit, “debido principalmente al retraso en la formación de un nuevo Gobierno”. También el resultado del brexit está afectando a la confianza de las empresas españolas, algunas de ellas muy vinculadas con la economía británica.

La amenaza clave para las previsiones económicas es la inestabilidad política debido principalmente al retraso en la formación de un nuevo Gobierno

Este escenario afecta a las empresas en un doble sentido. Por un lado, genera incertidumbre jurídica, ya que es complicado anticipar cuáles serán las políticas del futuro gobierno. Por otro lado, la licitación y los contratos públicos dependientes del Estado se han paralizado a la espera de que el futuro Ejecutivo adopte la política económica que considere. Ante esta situación, algunas compañías están replanteando sus estrategias de inversión y, aunque el crecimiento se mantiene, lo hace a un ritmo inferior.

El porcentaje de empresas que prevé una mejora de su negocio también ha caído a su nivel más bajo desde octubre de 2013. Desde entonces, el porcentaje neto de compañías que esperaban un aumento de su negocio para los 12 meses posteriores siempre había estado por encima del 40%, llegando a rozar el 60% en el primer trimestre de 2015. El balance ha caído en junio hasta el 37%, un deterioro en las expectativas de negocio que afecta a las previsiones de contratación. “Las compañías están mandando un mensaje claro de que la incertidumbre política está nublando las previsiones", explica Andrew Harker, economista de Markit.

Las compañías están mandando un mensaje claro de que la incertidumbre política está nublando las previsiones

La Asociación Profesional de Administradores Concursales de España (ASPAC) explica que las empresas se están viendo afectadas por la situación política. “No tener una continuidad en los desarrollos legislativos o la incertidumbre sobre cuáles serán los próximos Presupuestos o hacia dónde va a ir la política afecta a las empresas”, señala Luis Martín, presidente de ASPAC. Esta situación pasa factura a las empresas de la construcción que dependen, en gran medida, de la obra civil, “y esto afecta también a empresas grandes, como ACS, FCC o Sacyr”.

Problemas para el sector servicios

Las dudas se centran principalmente en el sector servicios, según se desprende de la encuesta realizada por Markit. El balance neto indica que apenas un tercio de las compañías de servicios prevé incrementar su actividad en los próximos 12 meses, una situación que contrasta con el 43% de empresas industriales que confían en mejorar su situación. La buena situación del sector manufacturero, que está en máximos de un año en expectativas, permite mitigar los efectos negativos de la incertidumbre política. Las empresas del sector industrial encuentran en el crecimiento de la economía española y la diversificación a otros mercados y negocios sus principales oportunidades para crecer y crear empleo.

La patronal ha pedido en numerosas ocasiones que se termine la situación de bloqueo que está afectando al sector empresarial en España. El país sigue aprovechando el tirón del ciclo económico positivo, pero el ritmo de la contratación podría ser mayor si el escenario político estuviese clarificado. En palabras de la CEOE, la situación actual “condiciona” el crecimiento y la creación de empleo.

La parálisis política está provocando que los niveles de incertidumbre económica se sitúen en cotas históricamente elevadas. Así lo refleja el Índice de Incertidumbre Económica I3E que elabora el IESE. Este índice se ha mantenido en el entorno de los 90 puntos de promedio en los seis primeros meses del año, en la parte alta de los niveles de incertidumbre de la última legislatura. En junio el índice subió hasta los 110 puntos, un incremento de 57 puntos provocado, principalmente, por el resultado del brexit.