Pierre Castel, millonario vitivinícola francés, controla en España la socimi Zambal.

Pierre Castel, millonario vitivinícola francés, controla en España la socimi Zambal. Castel Group

UN CASERO PECULIAR

Exteriores, Vodafone, BMW y el Ibex, inquilinos del rey del vino francés

De raíces españolas, el magnate Pierre Castel controla la socimi Zambal desde Singapur.

Juan Carlos Martinez

¿Qué tienen en común el Ministerio de Asuntos Exteriores, El Corte Inglés, Vodafone, BMW o algunas empresas del Ibex, como Gas Natural, Enagas o Dia, o el grupo Unedisa?

Aparentemente, no mucho. Quizás solo tengan una coincidencia. Que son instituciones y empresas que pagan la renta de los edificios que ocupan al mismo casero. Se trata de Pierre Castel, una de las grandes fortunas de Francia, con un patrimonio superior a 10.000 millones de dólares, según el ranking de la revista Forbes.

Un nonagenario empresario vitivinícola con raíces españolas -su padre, un catalán que emigró a Francia a finales del siglo XIX-, que hizo fortuna con sus viñedos, convirtiéndose en el primer productor europeo de vino, y cuya presencia empresarial se extiende por más de 100 países en todo el mundo.

Primera compra en junio de 2013

En España puso el ojo hace cuatro años, cuando, asesorado por el también galo Thierry Julienne -al frente de la gestora Iba Capital-, destinó 500 millones a la compra de grandes inmuebles terciarios, ocupados por un solo inquilino que garantizaban ingresos recurrentes a largo plazo.

Aunque Zambal -la sociedad montada por Julienne en abril de 2013- adquirió el primer edificio en Barcelona, al comprar a El Corte Inglés su centro de la plaza de Cataluña, el resto de operaciones las ha realizado en Madrid, tanto en la capital como en algunos municipios de la Comunidad.

Conversión en socimi en 2015

Una decena de inmuebles comprados, antes y después, de que Zambal se convirtiera en una socimi, en diciembre de 2015. Cambio societario para buscar la exención de tributar sobre los beneficios obtenidos, siempre y cuando los accionistas que posean una participación igual o superior al 5% en su capital de las mismas tributen sobre los dividendos distribuidos a un tipo igual o superior al 10%.

La última compra, en diciembre de 2016, llevó a Zambal a pagar 120 millones de euros por la sede de Gas Natural en Madrid. Con esta operación, las rentas anuales se elevan ya a unos 40 millones de euros. Entre ellos, los más de 8 millones que cobra al Estado por la sede administrativa del Ministerio de Asuntos Exteriores, junto a la madrileña M-30.

Intrincada trama societaria 

Un hecho relevante del pasado 4 de enero, remitido al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) por Julienne, como presidente de la socimi Zambal, ponía sobre la pista de cómo Pierre Castel controla esta sociedad a través de una intrincada trama societaria que acaba en Singapur.

En esa nota, se establecía que Altaya controla el 95,45% de Zambal. Un sociedad domiciliada en el país asiático que forma parte del Investment Business Beverage Fund (IBBF), la multinacional controlada por la familia Castel. Además de Altaya, otra sociedad, Loire Investment –también ligada a Castel– ostenta el 4,4% y el resto de las acciones de Zambal, el 0,39%, está en autocartera.