CAF

Talgo canta victoria en el 'contrato ferroviario del siglo' en España

La compañía se perfila como ganador del 'megaconcurso' del AVE, valorado en 2.640 millones de euros y se dispara un 14% en bolsa. Siemens y Alstom se caen de la carrera.

Renfe resolverá el próximo martes el 'macrocontrato' del AVE de 2.600 millones

Renfe resolverá el próximo martes el 'macrocontrato' del AVE de 2.600 millones

  1. CAF
  2. Trenes
  3. Renfe
  4. España
  5. Siemens

Talgo canta victoria en el 'megacontrato' del AVE. La compañía ha comunicado a la CNMV en un hecho relevante que sería "virtual ganador" del concurso, valorado en más de 2.600 millones de euros. El fabricante CAF había presentado la mejor oferta económica.

"De la lectura de las valoraciones se desprende que Talgo sería el virtual ganador del concurso", asegura la compañía en la comunicación. La reacción en bolsa: se dispara un 14%. Será a final de esta semana cuando el consejo de administración de Renfe dé la luz verde definitiva a esta adjudicación. Renfe repasará todos los datos para formalizar todo el proceso.

Las ofertas

En virtud de los datos expuestos en la apertura de las ofertas, Talgo logró la mayor nota en la parte técnica, con 28,1 puntos de 35, y presentó la segunda propuesta económica más barata. La compañía cifra en 786,97 millones el importe de fabricar los quince primeros trenes y su mantenimiento, lo que arroja un coste por plaza y kilómetro recorrido por el tren de 137.768 euros.

CAF, de su lado, cuenta inicialmente con el tren más económico, con un coste de 83.507 euros por plaza y kilómetros recorrido, pese a estimar en 870 millones el importe de fabricar y mantener quince AVE. No obstante, quedó el tercero por la nota técnica de su tren 'Oaris', con 22,6 puntos.

El contrato del siglo

El denominado 'contrato ferroviario del siglo', por el que también compitieron Siemens y Alstom, supone la fabricación y suministro a Renfe de quince nuevos trenes AVE y un pedido adicional de quince trenes más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades. Además, incluye el posterior mantenimiento de los vehículos.

"Con este concurso público no sólo hemos querido hacernos con un buen tren, sino también con el mejor tren en términos de eficiencia y coste", indicó la directora general de Renfe, Berta Barrero, antes del inico del acto de apertura de plicas.

El contrato constituye "la mayor compra de trenes de la historia de operadora", recalcó la directiva, con la que la compañía "pretende dotarse de la flota necesaria" para atender el aumento de la demanda de viajeros prevista en los próximos años por el aumento de la movilidad y la puesta en servicio de nuevas líneas AVE.

Renfe asegura que, además de cubrir sus necesidades, este pedido de trenes contribuirá a la recuperación de la economía española, dado que calcula que, con su producción, se generarán 1.000 nuevos puestos de trabajo, según datos de la empresa que recoge Europa Press.

Además, dinamizará un sector que cuenta con varias fábricas e instalaciones en España que lleva años centrándose en pedidos para el exterior ante la ausencia de demanda nacional.